Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•5 usuarios en línea • Sábado 24 de Junio de 2017
El Oráculo  
Farmacias de guardia de Málaga y provincia Anúnciese aquí  Alhaurin.com. Periódicco Independiente de Alhaurín de la Torre  Guadalhorce.net. Pueblos del Guadalhorce  Andalucia.Press  Clientes de Facebook en Alhaurin.com  Clinica Sonridental Alhaurín  Mancebo Asesores  Colegio el Pinar  Restaurante Cienfuegos   Optica Los Tilos   Talleres Colorado   Policlínica Lacibis Marrtínez  Pinturas Cueto   Naranjas de Málaga   Pozos y Sondeos Tejada  Gasolinera las Americas  Financiera y Minera  Deportes Alhaurin de la Torre   El Anunciador   Maderas Marbella   Mancebo Asesores  Optica Los Tilos   Pinturas Cueto   Restaurante Cienfuegos   Talleres Colorado   Residencias Moncasol  Colegio el Pinar  Policlínica Lacibis Marrtínez  Valle del Guadalhorce  Al-Andalus. El esplendor de Andalucia  Inmobiliaria Benedito  ESP 2012    Autos Parque Feria  Instalaciones Fontalva  Centro Gestión Guuadalhorce  Hidrocarburos Alhaurín  Casa rural.Huerta Los Álamos  Cafetaria Claudia. El Humeras  Venta la Porrita  Clinica Dental Muñoz  Pozos y sondeos Tejada  Asociación Torrijos 1831  Jamones de Juviles.com   El tiempo  
Ver sorteo diario

Miranda Collet

Artículos publicados en malaka.es
"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 03.03.14 Ampliar
INE y Miguel
Yelapa, Zona de guerra en el Norte de Nicaragua, 1984, el tercer año de la guerra.

En el camino que te lleva al comedor Reyna, en el empalme donde viven lo niños que no tienen mamá, hay una casita blanca, techo verde, en medio de una labranza. Mide cinco por tres, y su espléndido rótulo anuncia INE, Instituto Nicaragüense de Electricidad.
Rosalba está con un ataque de nervios el día que Amanda la acompaña a la oficina de luz. Más tarde aprenderá que Rosalba vive con los nervios de punta, y con razón.
No es solamente la maestra de inglés, sino peluquera y costurera también. Tiene dos niños chicos y dos maridos movilizados. De todos sus males, tener a su hija internada en la Escuela de Agricultura es lo que más le pesa.
-Es tan cerca de la frontera, dice Rosalba. Y a ella que tanto miedo le dan las armas.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 12.01.14 Ampliar
Capítulo XV
Extraoficial

Es el día después de la visita a COMADRES. La delegación de maestros de habla español de EEUUA hace una visita de protesta a la embajada estadounidense en San Salvador, El Salvador, 1985.
Don Gato baja por la escalera para ver quiénes son. Les pica la lengua por decirle, ‘Sir Cat’, por lo cursi que suena. El joven Don Gato, neutral en extremo, parpadea cortésmente detrás de sus gruesos lentes. Este muchacho es un recluto dispuesto, un empleado ejemplar del departamento de Estado estadounidense: tímido, ilusionado, y muy trabajador, apenas comenzando.
Para esta fecha, habiendo pasado diez días en este país en guerra, los maestros estadounidenses están con los nervios crispados y su percepción se ha vuelto descomunalmente sensible. Parece que este Don Gato no tiene otra función más que llevarles a su reunión con Bob Robinson, agregado laboral de la embajada de EEUUA en El Salvador.

Viaje a Japón, 8
La Conversacíon. Noviembre, 2013
Miranda Collet. 04.01.14 Ampliar
En la dorada casa de té en las orillas de Shibukawa, Japón, en el mes de noviembre del año recien acabado, las intensas personas plenamente entregadas a conversar se pusieron a contestar la pregunta ¿cuáles son las manifestaciones de la crisis?
Todo comenzó con Fukushima, dice una persona.  
Antes nos acomodamos.  
Pero con lo de Fukushima todo cambió para nosotr@s y para una cantidad, menos de un uno por ciento, del pueblo japonés.  
El resto de la gente sigue tratando día a día a creer la gran mentira que dice que todo va bien, muy bien.

Sabemos que hay una crisis por la soledad que sentimos
La separación de la naturaleza.


Viaje a Japón, 7
Mujer Extraordinaria (una de tantas)
Miranda Collet. 01.01.14 Ampliar
En el precioso jardín de una casa de té hecha de madera, en las orillas de una gran ciudad, se percibe el encanto del lugar aún antes de abrir la puerta y entrar. La dueña me dejó colgar 17 pinturas mías en sus paredes de madera. Iba a ser el segundo intento, el segundo lugar, para colgar mis cuadros. Quisiera comenzar con decir que el contraste entre este segundo intento de mostrar mis cuadros y el primer intento (y fracaso), fue espectacular. En el primer lugar, un bar, todo había sido decepción. Cobraron para utilizar sus sucias e inacabadas paredes; hubo amenaza de 2 tifones simultáneos; no hubo ninguna retroalimentación de parte de l@s dueñ@s; era un lugar desagradable del todo y con mala iluminación. Hasta los cuadros parecían entristecerse: insistieron en doblarse incómodamente y algunos se cayeron de la pared.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 29.12.13 Ampliar
CAPÍTULO XIV
Mi Juan

Habla una mujer en la oficina de la Organización de Madres de los Asesinados, Desaparecidos y Presos Políticos de El Salvador, conocida como COMADRES, en San Salvador, en 1986.
Amanda apunta lo que una señora cuenta durante la visita de una delegación de maestros de EEUUA que trabajan en solidaridad con los maestros salvadoreños.  El país está en guerra.
Así es la situación.  Los maestros salvadoreños de ANDES y estos maestros de EEUUA están del lado del pueblo.  
Sólo doce familias son dueños de este pequeños país.  EEUUA mantiene esta oligarquía en el poder.  ¿Por qué?  Porque la oligarquía permite que EEUUA explote su país.  EEUUA escoge el gobierno de El Salvador y mantiene imperante el ejercito salvadoreño, cuya misión es proteger los intereses económicos de EEUU.  

Viaje a Japón, 6
La Represa, Yamba, Japón
Miranda Collet. 25.12.13 Ampliar
Noviembre, 2013. De la cena de antenoche salió algo interesante que hacer: viajar a Yamba, donde el año que viene el gobierno japonés inundará todo un valle para hacer una represa. Ésto en contra de los deseos, en contra de los 50 años de lucha de l@s pobladores, más un par de activistas que ha pasado su vida unida a esta justa lucha. Es una lucha justa porque la represa es innecesaria, pero una lucha perdida; la construcción ya está 80% acabado.
“Sólo un milagro puede salvar estos árboles, este valle” me dice la mujer a mi lado.
El profundo valle tiene caseríos y fincas que estarán pronto debajo del agua, y venados, y la tierra llena de plantas y miles de insectos y pájaros y animalitos. Miles de árboles en que viven, conviven y comparten la vida en esta hermosísima y completa manifestación de la belleza terrenal.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 24.12.13 Ampliar
CAPÍTULO XIII
La Gira
El Valle de Yelapa, en el Norte de Nicaragua, 1984


A primera vista el Valle de Yelapa puede parecer un dinámico e incomprensible revoltijo verde.  Para Maritza, promotora de cooperativas agrícolas, todo el Valle tiene sentido. Mientras pasan las labranzas rumbo a El Clavo ella va explicando de quiénes son y qué se está cultivando.
Maritza es una mujer de amplio criterio, con muchos estudios, que bebe y fuma.
Tiene un niño, pero nadie más que ella sabe quién es el papá.
-¿Fue un escándalo?, le preguntó un día Amanda.
-Sólo durante unos días, contestó Maritza, pero cuando estalló un nuevo escándalo a la gente se le olvidó lo mío.


Viaje a Japón, 5
The Amuse Museum, Tokyo
Miranda Collet. 21.12.13 Ampliar
The Amuse Museum, algo diferente.  ¡Vaya, un museo con vida!  Estaba a un lado del gran templo con las cenizas de Buda. Sabía que estaba cerca, me lo habían dicho en el hostal, pero no daba con este museo.
Enseñé la dirección, (que tenía escrito en japonés) a varias personas cerca del templo, y me señalaron con la mano en qué dirección debía seguir caminando. Nadie reconoció el museo por su nombre, y por lo tanto nadie me decía con seguridad dónde estaba. Lo desconocido del museo despertó mi curiosidad y mi simpatía.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 15.12.13 Ampliar
CAPÍTULO XII
Vamos ganando la paz
Ciudad de Guatemala, 7 agosto 1987

La seca verdad en relación a la revolución sandinista y los contras, ejemplificada en la historia de Inocente es palpable.  Pero que fuera precisamente la política de la revolución reincorporar a los desalzados sin castigo, eso no lo cree facilmente una persona que no lo haya vivido.  
La verdad que viene escrita en seguida puede parecerles propaganda.  No viene envuelta en prosa fina, ni enjoyada en poesía, ni dosificada en ejemplos personales. Es arriesgado decir una verdad de manera clara y pelada porque te acusan de propagandista.


Viaje a Japón, 4
Extracto del diario del viaje a Japón
Revuelta

Miranda Collet. 13.12.13 Ampliar
Aquí en el Restaurante Juju, cuyas dueñas son la madre y la amiga de la madre de Megumí, estoy sentada en la barra.  ¿Cuántas horas he pasado aquí, entre evento, encuentro y acontecimiento?  Muchos días, tantas horas.  Siempre tengo el mismo asiento, el que da a la ventana, con la vista del caqui en toda su gloria. Aquí espero a Megumí, que da clases en su estudio de flamenco, y escribo este diario del tiempo que vivo en Japón.  
Las japonesas (y un único varón, un japonés) mueven las manos con gracia en las clases de Megumí. Su esbelta silueta se concentra en absorber el sabor y la técnica de esta gran e universal forma de arte que es el flamenco.

Viaje a Japón. 3
Tokyo  
Miranda Collet. 12.12.13 Ampliar
Tres noches y tres largos días en Tokyo, sola y sin conocer a nadie.  
Megumí  tomará el autobús nocturno en Shibukawa esta noche, dirección Osaka.
Mañana en la madrugada yo tomaré un tren para Osaka.
Nos encontraremos en Osaka.  Allá, en una hermosa casa de adobe de 150 años, colgaremos 25 cuadros míos para una exposición, y se realizará una conversación sobre arte de creación social.

Viaje a Japón 2. El Festival del Jardín Tierra
La Montaña del Castillo Rojo, Japón. Octubre de 2013

Miranda Collet. 10.12.13 Ampliar
La gente habla de energía mientras pinta con energía un cuadro de creación social. Unas 100 personas llegan al Festival del Jardín Tierra en la provincia de Gunma en el centro de Japón el último fin de semana de octubre de 2013.  Un fuerte terremoto la primera noche y la amenaza este fin de semana de dos tifones a la vez, más lluvia y frío buena parte del tiempo, pero allá está la gente.  
Es una pared exterior de la clásica y hermosa casa japonesa el lugar escogido para el cuadro.  Traje yo de Shibukawa las pinturas, los colores primarios, más el blanco.  Los pinceles me los llevé en la maleta desde Málaga. ¡Tengo mi camisa de pintar puesta, estoy lista!  

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 09.12.13 Ampliar
CAPÍTULO XI
Inocente
Quilalí, en el Norte de Nicaragua, 1987

No se sabe cómo Inocente se enredó con la contra. Hay quienes dicen que mandó por él su tío, él que había sido Guardia.
Antes de irse con la contra, Inocente dejó a Damaris y a los niños en la seguridad de Quilalí. De este hecho podríamos deducir que el hombre ya tenía contemplado afiliarse a la contra, pero eso no es seguro. 

Viaje a Japón.
1. Meras Sensaciones Iniciales

Miranda Collet. 07.12.13 Ampliar
A dormir en el suelo, colchón delgado.
A comer con palillos arroz pastoso
Puertas corredizas que no corren si no ayudas a la mano que jala con el pie y la cadera.
Aire que te daña, y nadie vive sin respirar.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 01.12.13 Ampliar
CAPÍTULO X
Fiesta
Norte de Nicaragua1988

A los pocos días del Huracán Joan, que azotó la Costa Atlántica de Centroamérica, más aviones espías de EEUUA violan el espacio aéreo nicaragüense que antes.  Vuelan por el país, y tan alto que son invisibles.  Las ventanas en Managua crujen cuando rompen la barrera de sonido. Aviones pequeñitos, también de EEUUA, entran ilegalmente por el norte de Nicaragua, desde Honduras.  El norte montañoso está separado de la Costa Atlántico por cientos de kilómetros de densas selvas.  A diferencia de la costa atlántica, el norte no sufrió mayores daños por el Huracán Joan. La misión de los pequeños aviones es abastecer las tropas contrarrevolucionarias. Vuelan desde una base hondureña sobre el norte de Nicaragua, y desde el avión echan provisiones.  Éstas caen en un lugar previamente especificado: comida, pertrechos, manuales de guerra psicológica. 


"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 24.11.13 Ampliar
CAPÍTULO IX
Padre Guadalupe, Cuarta Parte
En Ciudad Sandino, tradicionalmente llamado El Jícaro.

Nacho Mantequilla dirige a María y Amanda a la iglesia, plenamente visible desde cualquier parte del pueblo.
-Allá está la iglesia, allá abajo. Recto, recto. No hay pierde. Yo voy a estar donde una tía. Acuérdense, nos vamos a las dos. Aproximadamente a las dos en punto salimos, pero no se preocupen. Las mujeres les avisarán a la hora que nos vayamos. Ellas sabrán encontrarles. ¿Las llevas tú, Elisa? Está bien. Hasta luego.
Amanda y Maria le ayudan con unos sacos pesados.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 17.11.13 Ampliar
CAPÍTULO VIII
Padre Guadalupe, Tercera Parte.
Yelapa y Jícaro, agosto, 1984

María, una abogada cristiana anarquista de EEUUA, y Amanda tratan de ver a Guadalupe, sabiendo que va y viene entre Yelapa, donde viven ellas, y Jícaro, pero el hombre es una hormiga loca, y no lo logran. Luego deciden viajar a Jícaro. Trabajan con Acción Permanente por la Paz, una organización ecuménica, pacifista, de EEUUA que pretende parar la participación de EEUUA en la guerra contra Nicaragua. Piensan combinar su deseo personal de conocer a Guadalupe con su trabajo de guía en la zona de guerra. Deciden Viajar a Jícaro y hablar con Guadalupe sobre la vivienda y la programación de una delegación de veinte personas que va a venir de EEUUA. De esta manera, o sea, en plan de trabajo, irán conociendo a este personaje en una situación más normal que sólo ir a verlo.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet
Miranda Collet. 10.11.13 Ampliar
CAPÍTULO VII
Padre Guadalupe, Segunda Parte
Yelapa, Nicaragua, julio, 1984

Nunca faltan comentarios cuando el tema es Padre Guadalupe.
-El Espíritu Santo iba a la montaña, y Guadalupe nos acompañaba.
-Más bien nosotros íbamos con él.
-Él conocía las montañas, y llevaba la guitarra y la armónica.
-¿Cuándo voy a conocerlo?, pregunta Amanda.


"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 03.11.13 Ampliar
CAPÍTULO VI.
Padre Guadalupe, Primera Parte
Jícaro y Yelapa, Nicaragua, 1984
No todos los gringos, como los nicaragüenses llaman a la gente de EEUUA, son malos.
Los nicaragüenses mastican esta verdad en los años ochenta, durante la revolución. 

Sin embargo no se les puede culpar si les falla el juicio de vez en cuando, cuando se trata de una persona de EEUUA, por ejemplo, con pelo rojo zanahoria, ojos sin color, con pestañas blancas, con la piel blanca abigarrada, y ni una palabra de español. Los  nicaragüenses lo pueden creer menos listo de lo que es, o menos listo de lo que él se cree.  Probablemente  aquel gringo pelirrojo es la mezcla más común de un internacionalista: ingenuo, bien intencionado, y mimado.  


"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 27.10.13 Ampliar
CAPÍTULO V. El Aparecido Sandino
Murra, Norte de Nicaragua, 1987

-De vez en cuando las mujeres que lavan en el río hallan pepitas de oro, dice el diminuto alcalde de Murra.
Amanda salió de la boda para ver las estrellas, y se encontró con el alcalde. A cien varas de la casa nupcial están, y en la misma calle empedrada donde vive la novia. El cielo es una capa festiva adornada de estrellas. Adentro, una alegre fiesta matrimonial, en la calle, tranquilidad.
-Y hay quienes ciernen el río en busca de oro, dice el alcalde.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 20.10.13 Ampliar
CAPÍTULO IV. Querida y recordada familia,
El Madrigal, Norte de Nicaragua 1998

Para comprender el sueño de los calcetines rojos, y eso de la familia paralela, sólo hay que saber que son dos aspectos de una sola historia.  
Un día cuando Amanda está pintando, las dos historias se cuajan en ella, y se convierten en conocimiento: vivías en Varsovia, Amanda, en el gueto judío.  Los calcetines rojos era la bandera roja.  Siendo una niña criada en Arizona rural en los años cincuenta, no podías distinguir entre un par de calcetines rojos y una bandera roja.  Era una bandera comunista.  A tus padres, tu hermana, y tú a los diez años, los nazis los mataron a tiros en el gueto.  No fue tanto por ser judíos, sino por comunistas.  Esa fue tu vida pasada.  Por eso estás tan tensa.  Por eso eres comunista.  Por eso odias las armas.  Por eso tú piensas, y siempre pensarás en estudiar medicina.
Amanda se sorprende pero no duda.  De allá en adelante se siente todavía más incorporada en su familia polaca, más apoyada por esta, su familia.

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 13.10.13 Ampliar

CAPÍTULO III. La Familia Paralela
Puerto Vallarta, México, 1993

Amanda está acostada en el suelo fresco del dormitorio de su querida primera cuñada, Raquel, escuchando una cinta de Teresa Robles, una excelente sicóloga.  Con su amable voz, la doctora está diciendo que podemos tener una familia paralela, o alternativa, a la nuestra; ‘nuestra’ siendo la familia actual biológica nuestra.
La sicóloga nos conduce a esta familia alternativa al decirnos que podemos escoger la madre y padre que  necesitamos y queremos tener.  Luego viene la concepción de nosotras mismas, el embarazo, el parto, los hermanos, el lugar donde vivimos, nuestras destrezas.


"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 06.10.13 Ampliar

CAPÍTULO II. El sueño de los calcetines rojos
Arizona, EEUU, 1953

Aquí un sueño que llega a una Amanda con siete años, cuando ella duerme en la finca familiar, en su pequeña cama en el desierto. 
La camita se abre como libro, convirtiéndose así en baúl. Adentro yace la ropa de invierno inglés que sus padres en 1947 trajeron consigo cuando se mudaron de Londres a Arizona. Adentro todo huele: las camisetas de lana, los guantes, un muñeco relleno de aserrín, vestido de terciopelo azul con la cabeza de porcelana partida en dos, y varios pares de botas de hule negro para la lluvia. Todos guardan el cargado olor de un lugar y de un tiempo de los cuales Amanda no se puede acordar. Estos objetos desplazados también guardan, año tras año, su melancólica y reprimida energía británica.


"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 29.09.13 Ampliar

Alhaurin.com y Malaka.es comienzan a publicar por capítulos el libro "Más sabe el Diablo" de  Miranda Collet. Cada domingo haremos una nueva entrega hasta el final de la novela.

Yo soy Miranda Collet. Nací en Inglaterra poco despues de la segunda guerra mundial.  Mi familia enmigró como tantas familias europeas en esta época, a las américas.  En nuestro caso el punto de asentarnos fue en el desierto de Arizona, EEUU.  Vivimos en una finca avícola y en mi niñez trabajé duramente en nuestra pequeña granja familiar. El patrón de movimiento fue indeleble. En mi vida de adulta he vivido, trabajado, me he casado y descasado, parido hijos y recogido otr@s, he conocido excelentes personas en viajes y como vecin@s,  he tenido la suerte de poder estudiar, he podido participar en (anti) guerras y en movimientos sociales. He escrito y pintado, he acompañado y me he sentido acompañada.  México, El Salvador, Nicaragua, Cuba, Yugoslavia, Gales, Cisjordania, la India, Suráfrica y Suramérica. ¡He tenido toda una suerte!  He encontrado el quehacer en cada lugar, en el área de educación más que nada, pero también en logística, como pintora en obras de creación social, como periodista, traductora, pacifista y guía en la zona de guerra en Centro América.




Esta carpeta ha recibido en total 39.207 visitas.
  Canal Youtube. Alhaurin.com    Pinturas Cueto  Maderas Marbella  Compañía General de Canteras  Venta La Porrita   Clínica Sonridental Alhaurín  Alhaurin.com. Periódico Independiente  Alhaurin.com. Periódico Independiente  Alhaurin.com. Periódico Independiente  Malaka.es  Guadalhorce.net  Cuentos Globales  Andalucia.Press    Periodistas en español  Reporteros sin fronteras  Restaurante Cienfuegos  Cuentos Globales  Colegio El Pinar. Alhaurin de la Torre  Instalaciones fontalva. Fontanero  Torrijos 1831    Estación de servicio Las Américas  Simply Style  Policlinica Lacibis Martinez/  Restaurante Cienfuegos  Cuentos Globales  Instalaciones fontalva. Fontanero  Centro de Gestion Guadalhorce  Jamones de Juviles  Torrijos 1831  Autos Parque Feria  Naranjas de Málaga  Talleres colorado  Restaurante Cienfuegos  El Anunciador.net  Mancebo Asesores  Óptica Los Tilos  Museo de Malaga  Museo Picasso Malaga  Museo Carmen Thyssen Malaga  Museo Rando  Museo Revello de Toro  Museo ruso de Malaga  Museo Pompidou Malaga 
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998