Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•21 usuarios en línea • Viernes 24 de Enero de 2020

Coleccionable sobre la Alquería de Mollina y la reivindicación de su reconstrucción.Capítulo 2.

Torrijos 1831. 24.01.11 

Características arquitectónicas de la torre de la Alquería. Las torres de vigilancia del interior son tan viejas como la misma Antigüedad. Comenzaron a proliferar en la Península a través de la estrategia cartaginesa desarrollada antes y durante la II Guerra Púnica, llevando el sugerente nombre de “Turres Hannibalis”, bien descritas por Plinio. Una vez que los romanos fueron vencedores de Cartago, con la caída de la ciudad en 203 (a.d.C.), reforzaron en Hispania según su importancia y posición, muchas de estas torres convirtiéndolas en bastiones de mayor entidad. En la zona donde está situada la torre de la Alquería, conocidos arqueólogos malagueños que han acompañado a componentes de nuestro colectivo, han confirmado sobre superficie algunos restos más antiguos a la época medieval. No hay que descartar, por tanto, mientras no exista un estudio concluyente basado en la información que aporten futuras excavaciones, que la torre musulmana se levantara sobre restos de un periodo más antiguo, aunque por las características del medio donde se publica el presente artículo y por abreviar la extensión del mismo en beneficio del objetivo deseado, nos centraremos solamente en las características arquitectónicas de la torre musulmana que al día de hoy se muestran ante nuestros ojos.

Datos de la torre de la Alquería.

Desde la posición sur, mide 12´25 metros de ancho, por 8´5 metros de fondo, debiendo de contar su altura original, aproximadamente, entre unos nueve o diez metros. Su constitución es a base de mortero, ladrillos y piedras. Sus esquinas se encuentran guarnecidas con fornidos sillares.
Estaba dividida de arriba abajo por tres espacios claramente diferenciados. En la parte superior se encontraba una amplia terraza con parapeto que formaba el adarve, donde el centinela oteaba el horizonte. Allí estaba también la pila sobre la que se hacía el fuego para comunicar las señales. Del adarve se accedía bajando por una escalera a la zona de vida de la torre, una amplia estancia con opción a estar dividida en dos partes, con comedor y dormitorio. En la fachada sureste de esa primera planta existía una ventana-puerta por la que entraban y salían las personas que habitaban el torreón, a través de una escalera de madera tendida desde arriba o una escala de cuerda, que retiraban posteriormente, evitando así los peligros a los que podían ser expuestos al encontrarse aislados. A la planta baja sólo se podía acceder desde la primera levantando una pesada losa del suelo, pues no tenía ni puertas ni ventanas. Sus muros eran especialmente gruesos, mientras que su techo estaba (y está) formada por una sólida bóveda de descarga. Pudo desarrollar funciones de almacén de víveres, aljibe e, incluso, como lugar de encierro ocasional de prisioneros en tránsito hacia el castillo de Cártama y otros puntos del Valle del Guadalhorce. Curiosamente, todavía hoy existen personas octogenarias que hace muchos años se criaron en la zona de Torrealquería, que la continúan denominando “la mazmorra”.

Corte transversal de la torre.

El libro “Del Charcón a la Alquería” de 1999, presentó este dibujo del ilustrador Esteban Alcántara con el siguiente corte transversal, y la definición de los espacios que en el mismo aparecen según numeración que se cita:
1.- Pila de la leña para realizar las señales de fuego y humo.
2.- Ronda del adarve, para vigilancia de centinelas.
3.- Dormitorio en la primera planta.
4.- Ventana-puerta situada en la fachada sureste por la que se accedía a la habitación comedor.
5.- Poleas para bajar a la planta baja, víveres, pertrechos o prisioneros de paso.
6.- Escalera para subir al adarve.
7.- Boquete tapado con una losa en la primera planta, por donde se accedía a la planta baja. Todavía hoy se puede apreciar como fue cegado el acceso a la “mazmorra” desde la parte superior, al observarse como en medio de los ladrillos de canto de la bóveda de descarga, en el espacio del viejo acceso aparecen ladrillos unidos con yeso y presentando su parte más amplia.
8.- Planta baja, denominada popularmente “mazmorra” y cubierta por una imponente bóveda de descarga.
9 y 10.- Siguiendo la tradición oral de los lugareños nacidos en la zona, al parecer existe un pasadizo debajo de la torre, que si se data de época medieval, bien pudo ser una alternativa para la fuga de los responsables de la torre en un momento comprometido. Al parecer ese túnel, que ha sido recorrido por pastores en tiempos posteriores a la Guerra Civil, desembocaba en el Arroyo Platero. Hoy está cegado, al menos en sus dos accesos.

La descripción del “Diccionario Madoz”.

En la página 598 del Diccionario de Pascual Madoz del año 1845 (catorce años después de los acontecimientos de Torrijos), se cita lo siguiente: “A la inmediación del camino de Málaga, y próxima al pueblo (Alhaurín de la Torre), se halla la huerta de la Torre de Alhaurín, sobre que tituló el duque del Arco, donde existía un murallón de fabricación árabe con dos ventanas en su parte superior, el que parece haber sido fortín. Otro torreón y fortín de igual clase, hay en la alquería del conde de Mollina.”
Desde la perspectiva actual, es interesante la definición que los colaboradores de Madoz dan sobre los restos árabes que quedaban todavía en 1845 en Alhaurín de la Torre: murallón (no muralla), es decir, se referían a un muro robusto, similar o muy parecido a los que se asienta todavía en la torre almenara de la alquería de Mollina, corroborándolo la definición de que otro torreón y fortín de igual clase existía en la alquería.
Desgraciadamente, de las tres torres nazaríes que eran similares arquitectónicamente en su base rectangular, levantamiento y ventana-puerta, la de Fahal en Alhaurín el Grande es la que ha llegado en condiciones hasta nuestros días, con el añadido de algunos retoques en su adarve.

El siguiente capítulo versará sobre el nacimiento de la Alquería.
Es un trabajo realizado por la Comisión de Estudios de la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831 durante 2009. Para aquellos lectores que deseen recopilar los capítulos atrasados de este coleccionable le invitamos a entrar en nuestra web: www.torrijos1831.es

Datos de la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831, la más antigua en el territorio nacional dedicada a la memoria de Torrijos.

Tipo de Asociación: Cultural con marcado carácter Histórico.
Ámbito de actuación: Nacional (inscrita en el Registro Nacional y Junta de Andalucía). Inicio de su periodo constituyente en el año 2002.
Legalizada en 2003, es la más antigua en el Registro Nacional de Asociaciones en memoria de Torrijos. También lo es en recreaciones históricas del siglo XIX en toda provincia de Málaga. Como proyecto asociativo cultural es totalmente original en las formas y fines que recogen sus estatutos, cimentando sus antecedentes en los precursores trabajaron sobre el personaje de Torrijos en la provincia de Málaga en las décadas de los años ochenta y noventa del siglo XX y primeros años del XXI, y en la razón fundamental y objetiva que como texto legal marca la fecha de legalización de un colectivo, ajustándose a lo estipulado en el punto 3 del artículo 8 de la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación: tampoco podrá coincidir, o asemejarse de manera que pueda crear confusión, con ninguna previamente inscrita en el Registro que proceda su inscripción.
Sede de la casa-museo: C/ Sierra de Abarcuzas s/n. Bda. de Torrealquería C.P. 29130 Alhaurín de la Torre (Málaga). Teléfonos de contacto: 686715582 y 952234039.
Página web: www.torrijos1831.es Correo: contacto@torrijos1831.es

Nota para usuario:

Todos los colectivos histórico-culturales que aparecen en Internet relacionados con Torrijos y sus compañeros han sido creados años después que la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831, lo que hace de ésta un proyecto activado totalmente original. Si de verdad quieres contactar con nosotros, hazlo bien y escribe correctamente las direcciones digitales que aparecen al final del párrafo anterior y no des por antemano nada, ni el determinante de la localidad (que desgraciadamente en el caso de Alhaurín de la Torre no se cumple al permitirse y promocionarse con medios la confusión), ni la desaparición de la emblemática fecha 1831, ni otros añadidos ni componendas que no sean el del citado año; con ello conseguirás ser uno de los múltiples lectores que diariamente suman entradas en nuestros artículos, página y correo, siendo con gusto bienvenidos.

Contacto:
Jesús Rivera Ruiz, Presidente.
Telf.-686715582
contacto@torrijos1831.es

Esta noticia ha recibido 4525 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998