Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Martes 23 de Julio de 2019

La Liga Anticorrupción se persona en las diligencias por las presuntas irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en las contabilidades de Melilla durante los años 2006 y 2007.

Malaka.es. 22.05.13 

Melilla. 22.05.13. La Liga Anticorrupción se ha personado en las Diligencias abiertas por la Fiscalía a consecuencia del demoledor informe del Tribunal de Cuentas sobre la contabilidad de la ciudad autónoma de Melilla de los años 2006 y 2007 en la que se detectaban numerosas irregularidades, especialmente en el caso de contratos con empresas privadas. La diligencias previas se siguen en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Melilla, y la dirección jurídica de la representación de la Liga Anticorrupción está a cargo del letrado José Alonso Sánchez.


Más de 20 imputados e irregularidades en 37 contratos públicos

A través de esta personación la Liga Anticorrupción quiere impulsar y llegar hasta el final en la investigación que se está llevando a cabo en el Juzgado para conocer y depurar las responsabilidades sobre el catálogo de irregularidades detectado por el Tribunal de Cuentas y que señaló la existencia de irregularidades en el análisis de 37 contratos públicos, con criterios de valoración inadecuados, cuantías que superaban lo previsto en la ley, sin fiscalización previa, tramitados por procedimiento de urgencia sin demostrarse la causalidad de tal urgencia, o ejecutados con demoras que luego no se penalizaban como estaba recogido en los pliegos de condiciones, tal y como señalaba el Tribunal de Cuentas que ponía especial énfasis en la falta de colaboración del gobierno autónomo con el órgano fiscalizador, además de cuentas presentadas fuera de plazo.

Las mismas irregularidades se volvieron a encontrar en el informe de las cuentas de 2008 y 2009.

Pese a que el Consejero de Economía Daniel Conesa manifestó en su momento su tranquilidad por lo que calificó de “errores administrativos subsanables”, lo cierto es que el Tribunal de Cuentas volvió a identificar las mismas irregularidades en las contabilidades de 2008 y 2009, lo que demuestra que los “errores administrativos”  a los que aludía Conesa no se han corregido. El Tribunal de Cuentas también detectó numerosas irregularidades en la concesión de subvenciones que la Liga Anticorrupción se ha propuesto investigar.

El Tribunal de Cuentas reflejaba en su informe sobre las cuentas de 2008 y 2009 al igual que había hecho respecto a las que ahora se siguen las diligencias que en Melilla no se están cumpliendo los requisitos de “publicidad, concurrencia y objetividad” que marca la ley para los concursos públicos. Para la Liga Anticorrupción, la vulneración de estos principios es la puerta por la que se pueden entregar contratos a amigos, allegados y afines al partido de turno que conceda el contrato público, con lo que incumplir estos principios es establecer las bases para la existencia de la corrupción.
La Liga Anticorrupción ha señalado que quiere llegar hasta el final en estas diligencias de investigación y clarificar qué se hizo con el dinero de los melillenses, de qué forma y a quién se le dieron esos contratos y subvenciones, y porqué no se sancionaron los incumplimientos en los contratos.

Esta noticia ha recibido 1832 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998