Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•4 usuarios en línea • Martes 26 de Mayo de 2020
Festival de trovos y educación en Villanueva de Tapia
Malaka.es. 24.07.13 

Los pasados días 19, 20 y 21de julio, en sus noches, Villanueva de Tapia nos ha regalado otro “Festival Internacional de Cante de poetas”. Ya van trece y siguen siendo una lección de Cultura Popular y Educación. Nos hace pensar que la denominación de “Festival” es un acierto educativo, porque no hablamos de concurso ni certamen, que es lo que priva en la geografía mundial. Con el Festival estamos de fiesta, porque ni ha ganado nadie ni ha perdido nadie.  Y cosa curiosa, hemos ganado todos: los promotores, los organizadores, los participantes, los espectadores, o sea, todos, es decir todo el pueblo. En un mundo tan competitivo como el nuestro y, por ahora parecía que no podía haber otro, incluso más humano, se nos han alegrado las carnes y el alma.


 Todo ha sido educativo, porque han participado todos y nadie ha salido perdiendo. Todos, participantes y público, con su “torpe aliño indumentario” han hecho de “la palabra en el tiempo” (A. Machado) poesía. Con los mínimos elementos, sin cañones de humo, sin coreografía, sin más parafernalia al uso, y abuso, de esta sociedad consumista. Los artistas han usado el mismo tipo de silla que las que tenía el público, pero todos con categoría.
 El Festival ha puesto lo necesario para que la palabra, la palabra libre del pueblo, del cantor, del pueblo cantor, vaya de boca en boca, de oído en oído, de corazón en corazón, como un fluido ligero y denso a la vez.
 El pueblo ha recuperado la apalabra, ha tomado la palabra, no las armas, y ha vuelto a cantar. Esperamos que sigan de la mano la palabra y la educación y a nadie se le ocurra ni se le permita el ingenio y engendro de un “Escudo antipalabras, a todas luces falto de educación y respeto, como aquel de triste memoria de “Prohibido el cante” que usaba estas tres palabras como una mordaza.
 La Educación es una fiesta, es una comunicación, es un proceso de entendimiento, es un intercambio de palabras, pero no de palabras huérfanas, sino de palabras con ideas y sentimientos. La Educación no tiene a nadie por más que nadie y respeta a todos por igual. Si la Educación tiene a alguien por más que nadie no es al más respetado, sino al más respetuoso. ¡Qué respetuoso el pueblo con sus cantores! ¡Qué respetuosos los cantores con su pueblo! ¡Qué educativa una fiesta apta para menores de dos años y para mayores de noventa! ¡Qué educativas las fiestas populares, las fiestas familiares, sobre todo, si se hacen internacionales! ¡”Un corazón repartido” podría llamar Neruda a estas coplas de este Festival!
 La plaza de Villanueva de Tapia no era una plaza de toros, era una plaza de coros. Todos participaban con el calor, con las palmas, con las palabras. La plaza del pueblo no era una plaza de sol y sombra, sino una plaza de noche y madrugada sin rejas que separaran por niveles económicos ni los tiempos, y con una Luna para todos que se quedaba cada noche un rato más. La plaza del pueblo no era una plaza de pobres y ricos, sino una plaza de palabras y canciones que unía a todos. La plaza no era un ruedo por donde rueda la roja sangre. Como decía Luis Paz, cantor cubano, en la despedida, “El ojo es una herida, que expulsa una sangre clara por las mejillas”. La plaza del pueblo era un ateneo educativo.
 El pueblo de la plaza de Villanueva de Tapia, igual que los poetas, no echaba cuenta del tiempo y se echaba a las espaldas el mismísimo reloj de la torre. El pueblo se mantenía atento y participaba con sus “pies forzados” para que los cantores tuvieran que improvisar sus poemas de sus décimas, o espinelas. Y se hacía corto el tiempo que se cobraba más de cuatro horas, sin descanso para cambiar de campo ni para regar la arena. Y así hasta la Luna llena se llenaba de música y de canciones. Y además, un Festival sin sufrimientos de un partido de fútbol o de una corrida de toros, que desde luego nunca duran más de cuatro horas, como las actuaciones de estas tres noches.
 Y siempre, como colofón educativo, las improvisaciones se remataban con cruces poéticos entre cantores de distintas culturas y países.
 Una vez más, Pueblo de Villanueva de Tapia, “enhorabuena y hasta el año que viene”.

Josemª barrionuevo

Esta noticia ha recibido 2331 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998