Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•4 usuarios en línea • Lunes 30 de Noviembre de 2020

"Más sabe el Diablo" Por Miranda Collet

Miranda Collet. 13.10.13 

CAPÍTULO III. La Familia Paralela
Puerto Vallarta, México, 1993

Amanda está acostada en el suelo fresco del dormitorio de su querida primera cuñada, Raquel, escuchando una cinta de Teresa Robles, una excelente sicóloga.  Con su amable voz, la doctora está diciendo que podemos tener una familia paralela, o alternativa, a la nuestra; ‘nuestra’ siendo la familia actual biológica nuestra.
La sicóloga nos conduce a esta familia alternativa al decirnos que podemos escoger la madre y padre que  necesitamos y queremos tener.  Luego viene la concepción de nosotras mismas, el embarazo, el parto, los hermanos, el lugar donde vivimos, nuestras destrezas.

En esta familia nuestras debilidades reciben el apoyo necesario, y nuestras habilidades son reconocidas, festejadas y fortalecidas.  Esta familia nos puede nutrir de la manera que mejor nos ayuda a crecer, a aprender a querernos, y a aprender a querer a todo lo que está en la creación.

Amanda se siente tranquila y segura escuchando la cinta, y así, acostada en el suelo, le viene a su vida una fresca y hermosa dimensión nueva.  Sus padres resultan ser un par de jóvenes ateos, de familias judías.  Son médicos los dos, comunistas, y viven en un departamento en el gueto judío de Varsovia en los años cuarenta del siglo pasado. La pequeña muchacha, de pelo oscuro, que es Amanda misma, adora la música.  Tiene una hermana mayor que la protege, y con quien tiene una estrecha relación.  Los papás son gente abierta, amorosa, enérgica, y comprometida con el bien de la comunidad.  Es una niña feliz.

La niña polaca va creciendo, con visitas al campo en familia, con jugar en el parque con su hermana, con el calor de la familia, unidos por la noche en el departamento.
 La chiquitina ya tiene un lugar definido en la comunidad. La gente piensa bien de ella. Crecerá a ser como sus padres.

Cuando llega a la edad de diez años, Amanda, acostada en el piso, se siente incómoda, y no puede seguir con el auto hipnosis. La familia de Varsovia se vuelve nublada y Amanda no encuentra a sí misma en el recuerdo de esta última borrosa escena.

Se levanta del piso y apaga la grabadora. Se siente feliz por haber conocido a estas gentes, pero le duele haberlas perdido tan pronto. La sicóloga Robles la habría mantenido cerca de esta familia a través de su adolescencia. Amanda se echa la culpa, creyendo que había perdido su concentración. A pesar de esto, no deja que la súbita desaparición de la familia alternativa arruine este acontecimiento en su vida.  No insiste en dar más vueltas al asunto y termina aceptando la familia como suya.  Durante cinco años, ella se mantiene cerca de esta familia paralela. Se identifica estrechamente con estas personas, aunque sus vidas difieren mucho de la familia con quien se crió en Arizona. Conocer estas personas la fortalece. Esta familia se queda en ella.

Ver capítulos anteriores

Esta noticia ha recibido 3551 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998