Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•5 usuarios en línea • Viernes 28 de Febrero de 2020
IU reclama un cambio de modelo que no permita especulación inmobiliaria y proliferación de negocios hosteleros y de copas en el Centro Histórico de Málaga
IU de Málaga. 17.03.14 
Presentan una moción relativa a la situación urbanística del centro histórico
El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Eduardo Zorrilla, ha reclamado esta mañana al alcalde que cambio el modelo urbanístico del centro de la ciudad si de verdad quiere hacerlo más atractivo, tal y como el primer edil ha anunciado ante los medios de comunicación.
Zorrillas considera que para cumplir con ese objetivo, y así lo propone, el equipo de gobierno debe potenciar la oficina del Centro Histórico, cuyo balance “es discreto”, ya que no sólo debe servir para renovar el pavimento, sino que requiere una mayor inversión, así como potenciar la rehabilitación de los edificios.

El representante municipal de la coalición de izquierdas a acusado al alcalde de ser “hipócrita” ya que anuncia su deseo de que el centro sea más atractivo cuando “es el culpable del abandono de estos más de 20 años y de que hayan desaparecido en ese tiempo más de 200 edificios históricos”.

Zorrilla ha añadido que para cumplir sus deseos, Francisco de la Torre tiene que cambiar el modelo que fomenta, el cual ha propiciado que el centro se convierta “en un monocultivo del negocio de la hostelería y los bares de copas en detrimento de la actividad comercial y, sobre todo, de las condiciones de vida de los vecinos que todavía resisten”.

Igualmente, el portavoz del grupo municipal de IU, ha reclamado al alcalde que modifique su política de urbanismo a la carta con un PREPI que cambia las limitaciones del centro, a la vez que ha acusado al alcalde de tener una mentalidad de tiempos de la burbuja inmobiliaria. “El PEPRI ha servido para destruir en lugar de para regenerar y proteger la zona, que es el objetivo con que se puso en marcha hace 25 años. Se ha modificado una y otra vez a interés del especulador de turno, que planteara cualquier actuación especulativa aunque fuera en perjuicio y con la destrucción de un edificio histórico de nuestra ciudad”, ha dicho el edil y volvió a mencionar como ejemplo La Mundial.
Izquierda Unida viene defendiendo una revisión del PEPRI centro para que sea más protector de los objetivos que se pretendían tener. “Mucho nos tememos que, con los antecedentes que hemos vivido en los últimos 20 años, la modificación que plantean el alcalde y el equipo de gobierno, va a venir a favorecer aún más a los negocios de hostelería, el monocultivo de la hostelería; a entregar espacios públicos a estos negocios, en lugar de proteger, rehabilitar y regenerar esta zona de la ciudad donde tiene que mantenerse un equilibrio entre los comercios, los hosteleros y los vecinos que siguen viviendo aquí”.

El grupo de IU presenta una moción en la Comisión de Urbanismo con la que se defenderá una revisión del PEPRI para que lo haga más garantista con los objetivos que se marcaron en su inicio y su ampliación a la zona de Trinidad y Perchel. También se pide la revisión de los edificios históricos protegidos de la zona del centro de la ciudad de Málaga y que se actualice el catalogo de edificios protegidos del PGOU.

MOCIÓN


Que presenta el portavoz del grupo de Izquierda Unida Los Verdes - Convocatoria por Andalucía, Eduardo Zorrilla, a la Comisión de Pleno de Accesibilidad, Movilidad, Ordenación del Territorio y Vivienda, relativa a la situación urbanística del centro histórico.

Algunos planes que se han aprobado a lo largo de estos años con relación al Centro Histórico de la ciudad por la corporación municipal y otras administraciones, como el Plan Turístico de la Ciudad de Málaga de la Junta de Andalucía, han supuesto un avance en la recuperación, mejora de varias calles históricas de la ciudad como espacio público. Pero estos avances son insuficientes y todavía existen graves deficiencias en muchos espacios públicos y calles del centro de la ciudad, principalmente se encuentran en mal estado arquitectónico las calles de nuestra ciudad medieval y las más alejadas de los espacios centrales y que están menos a la vista.

Hemos recorrido diversas calles de la zona del centro histórico tras conocer las quejas de vecinos y colectivos sociales, como la Asociación de Vecinos del Centro Antiguo, por deficiencias como pueden ser una degradación visual de la imagen arquitectónica, una iluminación deficiente, mal estado de la pavimentación, abandono de edificios antiguos con unas malas condiciones higiénico sanitarias, fachadas rotas y desvencijadas, que junto a muchas otras deficiencias, se traducen en general en un aspecto oscuro y gris que no invita al paseo y a la contemplación, sino a lo contrario.

La política urbanística respecto al centro histórico y sus principales instrumentos, el PEPRI Centro y la Oficina de Rehabilitación del centro histórico, no ha conseguido ni está consiguiendo una mejora de los inmuebles y elementos históricos ni de las calles y espacios públicos del centro, más allá de varias calles emblemáticas. Las actuaciones no están acompañadas de medidas que faciliten la vida a los vecinos del barrio centro, que sigue despoblándose.

La mayor parte de las viviendas de promoción privada del centro son adquiridas para fines especulativos, permaneciendo vacías durante años o en el mejor de los casos para obtener las rentas de su alquiler, raramente para habitar en ellas. Estas promociones privadas ofrecen pisos pequeños y encontrar familias que vivan allí es difícil.

La ausencia de población estable hace que proliferen las franquicias y la hostelería masiva, mientras que el pequeño comercio desaparece rápidamente. La promoción especulativa privada genera alquiler de apartamentos y esto da lugar una población rotacional, poco arraigada al entorno, cuya estancia no suele prolongarse más de dos años. Cuando los problemas no compensan las ventajas de vivir en el centro, abandonan sus alquileres sin luchar por cambiar ni mejorar el entorno.

La decisión del equipo de gobierno del PP de revisar el Plan Especial del Centro después de 25 años responde, a nuestro juicio, principalmente a algunos de esos intereses especulativos. Nuestro grupo ha criticado que en manos del PP este Plan Especial, que nació el año 1989 con el objetivo de recuperar y conservar edificios históricos, ha servido para todo lo contrario, es decir, para destruir la mayor parte del patrimonio histórico del centro y permitir que las constructoras entraran ‘a saco’ para hacer un urbanismo a la carta, como ha quedado demostrado, como hemos insistido, con ejemplos como en del Hotel de Moneo en Hoyo de Esparteros que acabará con el edificio de La Mundial.
Así, recordamos que forzando el planeamiento urbanístico y la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del Centro Histórico, se ha permitido una promotora privada la construcción un hotel de 10 plantas en Hoyo de Esparteros diseñado por el estudio de arquitectura de Rafael Moneo, mediante una modificación de elementos del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Centro de Málaga, para aumentar la edificabilidad de la margen izquierda del río Guadalmedina posibilitando la ejecución de este proyecto y el aumento de las alturas de los edificios en esa margen.

Nuestro grupo considera que este proyecto es un atentado contra la protección de nuestro centro histórico y contra la fisonomía urbanística de la zona, por lo que coincidimos con la opinión de la Plataforma Ciudadana que se opone a este plan, y rechazamos que se permita la desaparición del edificio conocido como La Mundial, en Hoyo de Esparteros, el trazado íntegro actual de la c/ Pasillo de Atocha, así como la modificación de las alturas permitidas para el tramo comprendido entre la c/ Muro de Puerta Nueva y Alameda Principal, que favorecen actuaciones incompatibles con la conservación, la investigación y la difusión de los valores patrimoniales en la zona.

Asimismo, debemos recordar que desde la llegada del PP al gobierno de la ciudad hace casi 20 años se han demolido centenares de inmuebles históricos que contaban con alguna protección o estaban calificados como Bien de Interés cultural (BIC) del centro histórico. Además también durante el proceso de revisión y adaptación del PGOU hasta su aprobación en 2011 y posteriormente ya se han producido varias modificaciones del PEPRI centro. Sin embargo, no han sido para mejorar el Plan Especial del Centro para elevar la protección de edificios históricos o para incluir inmuebles que no están catalogados pero son dignos de conservar o proteger, sino para desproteger y para destruir.

Para garantizar el objetivo de protección es imprescindible que se realice un seguimiento del estado real de los inmuebles catalogados. Muchos edificios y elementos protegidos no se encuentran en el mismo estado, e incluso, a nuestro juicio, se debería elevar dicha protección e incluir inmuebles que no están catalogados pero dignos de conservar u proteger, algunos han sufrido intervenciones, otros se han deteriorado más, incumpliendo sus propietarios con sus obligaciones de protección y otros, simplemente, han desaparecido o se les ha hecho desaparecer sin rendir más cuentas.

A todo esto se une el problema que supone para los vecinos del Centro y la mala imagen que da a los visitantes de la ciudad la presencia de inmuebles abandonados, casi ruinosos o de edificios con solo el esqueleto, el denominado ‘fachadismo’, y este no solo es un problema visual, sino que ocasiona numerosas molestias a los residentes en forma de polvo, insectos e incluso malos olores.

La asociación de vecinos Centro Antiguo ha denunciado en muchas ocasiones que en la mayoría de los caso no se hace nada, existen inmuebles muy deteriorados y que deterioran su entorno. Existen muchos ejemplos, un caso singular es el que se vive con el esqueleto localizado en la plaza del Teatro. Hay otras calles con edificios abandonados, como en Tomás de Cozar, Beatas o calle Granada, donde se ha reactivado la concesión de la licencia para la construcción de un hotel en el antiguo Palacio del Marqués de la Sonora, del que queda tan sólo el esqueleto, pero no existe garantía alguna de que se vaya a poner en marcha la obra paralizada desde hace varios años.

Estamos de acuerdo en que después de 25 años hace falta un reimpulso y una revisión para mejorar el PEPRI Centro, también que sus límites deben ampliarse incluso para incluir Trinidad-Perchel, pero para hacer del centro un lugar más agradable y habitable, en vez de para entregárselo nuevamente a los intereses de las empresas constructoras y grandes negocios de hostelería.
En ese sentido, ha sido al alcalde y antes edil de urbanismo, el que ha permitido que el centro histórico se haya convertido en los años de la burbuja inmobiliaria y ahora en la ‘ley de la selva’ y por la privatización de los espacios públicos que se han remodelado para entregárselos a los grandes negocios de hostelería, lo que constituye la base del fracaso en la gestión del PEPRI Centro.

Un ejemplo de permisividad es la existencia de un chalé de diseño con dos plantas construido sobre una azotea en pleno centro de la ciudad. Una muestra, según la Asociación de Vecinos del Centro Antiguo, de cómo la impunidad reina en el barrio, no solo en el ámbito hostelero sino también en el urbanístico. Al parecer con una licencia para hacer una reforma se ha construido una casa de dos plantas edificada encima de un bloque de la calle Beatas.

El PP demuestra a cada paso que da su incapacidad en la gestión política, y en el centro tenemos varios ejemplos de ello, como el fracaso del plan del tráfico; la falta de resolución de los problemas de limpieza, ruido y exceso de ocupación de la vía pública; las falsas expectativas en el Astoria-Victoria; o la polémica generada por la nefasta ejecución del Plan de la Judería, espacio que prácticamente ha sido entregado al Pimpi.

En ese sentido recordamos que en la comisión del pasado mes de diciembre se debatió una moción de nuestro grupo que presentamos tras conocer que el solar de 450 metros cuadrados que el Ayuntamiento de Málaga cedió a la comunidad Israelita de Málaga para la construcción de un edificio que albergaría una sinagoga y un museo sefardí, iba a ser cedido a su vez por esta a ‘El Pimpi’ para que la bodega explote ese solar como patio andaluz durante 5 años, algo que nos ha sorprendido y que nos parece un despropósito desde todos los puntos de vista.

El concejal de urbanismo, nos dijo entonces, según consta en el acta, que no podía valorar algo que desconocía, que la actuación del ‘Pimpi’ era sólo para proteger su fachada, que sobre la moción no podía pronunciarse porque no tenía una comunicación formal de la comunidad israelita, y que las conservaciones eran entre dos entidades y el Ayuntamiento no era participe de las mismas.

Así, esperamos que el concejal de urbanismo se pueda pronunciar ahora que el ‘Pimpi’ está actuando en el solar cedido por el Ayuntamiento a la comunidad israelita más allá de la actuación para proteger su fachada, y de que es público y notorio e incluso se ha anunciado públicamente la apertura en ese espacio de un patio andaluz.

En conclusión, el equipo de gobierno todavía no se ha enterado de la situación actual, por lo que mucho nos tememos que el nuevo Plan Especial del Centro, al igual que el anterior, está abocado al fracaso. Incentivará, principalmente, la hostelería, el ocio y la construcción sin tener en cuenta los beneficios que para la ciudad pueden tener la puesta en valor de otros elementos importantes como el patrimonio, la cultura o el turismo de calidad con proyectos a corto, medio y largo plazo.

En atención a todo lo anterior, proponemos la adopción de los siguientes

A C U E R D O S

1º.- Instar al equipo de gobierno a que, a corto plazo, se adopten las medidas urbanísticas más urgentes de rehabilitación, conservación de edificios históricos, recuperación del patrimonio, remodelación orientada a la ciudadanía de calles y espacios públicos, impulso de la peatonalización, mejora del alumbrado público, y otras medidas con las dotaciones presupuestarias necesarias.

2º.- Instar al equipo de gobierno a que, a medio y largo plazo, consensue con los colectivos ciudadanos los cambios que se estimen oportunos en los planes respecto al centro histórico y en sus principales instrumentos, el PEPRI Centro y la Oficina de Rehabilitación del centro histórico, pero para orientarlos a la rehabilitación y a una mayor protección y preservación del patrimonio histórico.

3º.- Instar al equipo de gobierno a que modifique su política urbanística de privatización de los espacios públicos y expulsión de los usos que no correspondían a cualquier interés privado, para poner en marcha un plan de recuperación de espacios públicos para la ciudadanía, resistiéndose a la homogeneización y masificación actual como espacio para la especulación de la construcción y del monocultivo de las franquicias y grandes negocios de hostelería.

4º.- Instar al equipo de gobierno a que se realice un mayor seguimiento de las obras que se ejecutan en el centro, así como del estado real de los edificios protegidos y proceder a la actualización de las fichas del Catálogo de Edificios y Elementos Protegidos haciendo constar su estado actual.

5º.- Instar al equipo de gobierno a proceder a que cuando las obras no se ajustan a la licencia otorgada se inicien los correspondientes expedientes administrativos sancionadores, especialmente en los casos en que las actuaciones realizadas sobre edificios o elementos protegidos no se hayan ejecutado de acuerdo con los procedimientos establecidos.

6º.- Instar al equipo de gobierno a, en particular, tomar las medidas sancionadoras oportunas en los casos en que una actuación negligente de los responsables de la protección de esos inmuebles y elementos hubiera provocado un deterioro o desaparición física e irreversible de los mismos.

7º.- Instar al equipo d gobierno a modificar el PEPRI Centro para preservar el edificio ubicado en calle Hoyo de Esparteros nº 1, conocido como La Mundial, el trazado íntegro actual de la calle Pasillo de Atocha y las alturas permitidas por el PEPRI para el tramo comprendido entre calle Muro de Puerta Nueva y la Alameda Principal, favoreciendo, en todo caso, actuaciones compatibles con la conservación de los valores patrimoniales de esta zona y respetuosa con el BIC del centro histórico.

8º.- Rechazar la privatización de los espacios públicos en el centro de Málaga, y en particular en el ámbito de la Judería, instando al equipo de gobierno a informar sobre el encaje urbanístico y administrativo de la cesión del solar de 450 m2 calificado como equipamiento, a "El Pimpi" para que la bodega explote el solar como patio andaluz durante 5 años, teniendo en cuenta que se cedió a la comunidad Israelita para la construcción de una sinagoga y un museo sefardí.

Eduardo Zorrilla Díaz
Portavoz del Grupo Mpal. de IULV-CA

Málaga, a 13 de marzo de 2014
Esta noticia ha recibido 1755 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998