Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•9 usuarios en línea • Sábado 23 de Septiembre de 2017
Podemos (a propósito de)
Jose Maria Barrionuevo Gil. 31.05.14 
Podemos ya, pasado el fragor de la tormenta y del tormento electoral, hablar con más tranquilidad. Podemos divisar la realidad con cierta distancia, tanto espacial como temporal. Ya se han relajado también los oídos, y los ojos, de tamaña campaña postelectoral. Aunque nos sigan invadiendo las dudas que, a veces, es lo único que nos queda a mano y lo único que nos dejan, sin embargo, sin ser cartesianos, podemos ir paso a paso entendiendo lo que no supimos apreciar en su tiempo. Las dudas de antes nos desistieron de dar nuestro voto a “Podemos”, ya que la diáspora de opciones se nos había vuelto muy penosa de acoger. Sin embargo, después del tropel informativo del día de autos y votos y de las tropelías postelectorales, se nos acercan unas razones que nos hacen sentir más y mejor. Ahora ya podemos contar con más tiempo, porque las prisas nos entorpecen, y ya podemos hacer un seguimiento de quién es cada cual y cada quien.

    Siempre se ha dicho que “no ofende quien quiere, sino quien puede”; pero cuando el poder pierde su virtualidad y se vuelve inútil, hasta sus palabras se las lleva el viento. Hablando de viento, ayer pasamos por la rotonda de los Vientos y un amigo nuestro se dio cuenta de que al circular en el sentido contrario a las agujas del reloj se leían los puntos cardinales: N, S, E y O, de la siguiente manera: “NO SÉ”. A renglón seguido (sin reparar si estaba torcido o no) le dijimos que ir a la contra del tiempo puede desorientarnos a todos. Hoy no se va solamente en contra del tiempo, sino que el enfrentamiento ha tomado una posición hegemónica por el macrovirus del poder.
    Podemos decir que nos parece ver con más claridad ahora, ya que, desde el día siguiente de las elecciones, casi todos los partidos que nos dan a entender que sólo les preocupa el  afán de conservar el poder, se desgañitaban por echar las peores soflamas sobre el humilde “Podemos”. Parece ser que iban a la yugular. Las descalificaciones y acusaciones gratuitas se han esparcido por todo el territorio. Han acusado el pequeño poder del pueblo como si les hubieran dado un mazazo definitivo. Pero las descalificaciones nos han revelado que definen más a los creadores de tanto infundio que al objetivo de tanta palabra malsana. Hasta han levantado una terrible torre de Babel con la dimensión mediática del representante de “Podemos”, cuando sabemos que no liaron nada semejante con la irrupción del GIL en la política española.
    Podemos ya decir que pueden cambiar los tiempos, que los emplazamientos tendrán sus plazos y que poco a poco sabremos si ha merecido la pena el que los votantes de “Podemos” hayan tenido tal arrojo, identificándose con semejante opción y participación electoral.
    A propósito de lo ocurrido, al menos a nosotros, que no teníamos noticias del contorno y entorno de “Podemos” ni si había habido una explícita aclaración del mismo, nos ha agradado, a agua pasada, que ha sido un acierto su sencilla imagen. La imagen de una palabra, con lo que la palabra significa y el valor que para los humanos. Estamos ante una palabra que nos puede ayudar a decir y a hacer mucho.
    Nos ha resultado interesante  que la “P” de “podemos” nos pueda indicar  que se trata de un “partido”. Nos ha llamado la atención la coincidencia  del final  de “Po-demos” con la palabra griega que significa “pueblo”.  Y, sobre todo, nos ha sorprendido que la “O” que va detrás de la “P”, pueda coincidir con el artículo griego masculino que significa “el” y que reforzaría el significado de “demos”. Pero, sobre todo, lo que no nos esperábamos es que el artículo griego “Ò”, que lleva acento y tilde, espíritu áspero (así se dice en griego), da a esa “O” un refuerzo de “H” aspirada, y, como todos sabemos, esa coincidencia de “ho-demos” puede haber funcionado subliminalmente en el enfado de muchos,  porque se han sentido fastidiados.
     Por último, si se puede hablar así en algo que puede significar un comienzo, lo que más nos ha gustado es que “Podemos” no se ha creado con unas siglas, que pueden llegar a ser vulgares, sino con un sintagma (verbal), que por serlo, nos recuerda la plaza-ágora Sintagma que está en Atenas, antigua ciudad desde donde nos vino, hace siglos, la luz de la razón, para que nos orientáramos y así no podamos perdernos ni seguir perdiendo todo lo que a fuerza de trabajo hemos conseguido.  
    Lo que podemos sacar de todo esto, a partir de ahora, es un nuevo empeño, es que, a pesar de tanta carga dialéctica,  a la vez que hiriente, que se ha cebado contra “Podemos”, no dejemos que nos afecte el “hastío”, no nos sintamos hastiados ni fastidiados y podamos poner manos a la obra, pues se trata de construir otra sociedad sobre otras bases y con otros materiales.    

Josemª
Esta noticia ha recibido 1518 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998