Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•11 usuarios en línea • Domingo 5 de Julio de 2020
El carro que nos lleva.
Carlos Carmona Sanchez. 25.07.14 
Entre mis aficiones “in favoritas” se encuentra la compra del supermercado. Por otro lado, acción necesaria y vital para sobrevivir en estos tiempos, donde un “tonto por ciento”, tiene más valor que la palabra de cualquiera de los que asistimos a la compra rutinaria de la semana. Cuando camino a través de los pasillos, mirando precios que convengan a mi final de mes. Compruebo una y otra vez como entorpezco la circulación de esos carricoches metálicos tan difícil de manejar, pues siempre tienen una rueda rebelde, que hace que el carro gire para todos lados menos para el que tu quieres. Sin embargo,  hay clientes y clientas, que son expertos en el manejo del carro, se abren camino a toda velocidad como si de un rallye se tratara, de repente, se frenan, se fijan en un artículo lo atrapan con decisión y sigue su trayectoria sin mirar atrás. -¡Caramba, qué bárbaro, qué precisión! me quedo perplejo, con mi “puñetera indecisión” pensando, que debo repasar mi libro de auto ayuda, (mis zonas erróneas)...
Y a pesar de esto, espero una sonrisa detrás de cualquier altar de latas, de pack de leche desnatada, sin gluten, sin lactosa, sin... Realizo una carrera disimulada hasta la caja más cercana; que suele estar menos llena que las otras y, justo cuando se ha subido la autoestima un pelo, una voz dice:- atención estimados clientes pasen por la caja 3º. Justo en ese momento, el que está detrás de mí, acelera sin mirarme a los ojos y se coloca el primero en la caja recién abierta, pienso para mí: -como cambia la suerte de dueño y de lugar. Por fin, salgo glorioso, con todo, absolutamente todo, comprado; echo un vistazo a mi carro, entiendo que he ahorrado porque mi compra es abultada, y como no tengo tiempo, ni ganas de comprobar el coste irreal de los artículos, me conformo. Siempre que subo al coche, tengo la misma sensación de ver como mi tarjeta, esgrime una malévola sonrisa, parece decirme: - ves como te gastabas el doble de lo que querías, a pesar de la lista de la compra -¡maldita tarjeta! Para colmo la memoria a largo plazo, te juega la última de las trastadas, recuerdas que el lavavajillas no tiene pastillas. Feliz compra.
Esta noticia ha recibido 2275 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998