Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Lunes 24 de Junio de 2019
El Candado celebra los 20 años de su Guinness de baloncesto
Luis Fernando Prieto Pradas. 29.12.14 
Un nutrido grupo de jugadores, que en 1994 completaron un partido de más de 27 horas, se reúnen para recordarlo dos décadas después con uno de 27 minutos.
El 31 de julio de 1994 el Club El Candado entraba en la historia del baloncesto mundial al batir el récord Guinnes con el partido más largo jamás disputado. Nada menos que 27 horas y 10 minutos  duró aquel encuentro organizado por José Calos Gaspar y Mariano Pozo entre dos equipos de doce jugadores en los que había incluso una fémina, Teresa Ruano. Con algunos problemas musculares y ampollas en los pies se consiguió llegar a la marca que superaba a las 26 horas y 12 minutos establecidas en Mallorca poco antes. Era el tercer récord de este tipo logrado en la misma cancha, donde se habían superado con anterioridad las 24 y 25 horas que en su momento suponían la plusmarca. El resultado final fue de 3.249 a 3.079 y aunque lo de menos es quién ganó, sí sirve para dar una idea del esfuerzo realizado en un choque en el que cada jugador estuvo en pista más de 12 horas.
Un esfuerzo que mereció la pena y que quedó grabado en la memoria de esos 24 jugadores que intervinieron. Sin duda fue mucho más que un encuentro, del que se cumplen ahora 20 años, circunstancia que no se podía dejar escapar, por lo que antes de que nos deje el 2014, muchos de esos protagonistas se han vuelto a citar en el mismo escenario para rememorar la hazaña con otro partido de 27… minutos. Y es que el tiempo pasa para todos.
 
La cita, no podía ser otro día del calendario, fue el pasado sábado 27. No faltó música, ambientación y alegría en torno al baloncesto. Además de las inevitables anécdotas, fotografías y recortes de prensa. Incluso alguno lució con orgullo la indumentaria de aquel momento. Solo las más o menos desiertas cabezas y algunas barrigas camino de ampliarse denotaban el paso del tiempo. Además de los chiquillos que han ampliado las familias en estas dos décadas y que veían atentamente cómo jugaban sus papás.
 
El detalle emotivo estuvo en los nombres de los equipos, que cambiaron los de Coca Cola y San Miguel, patrocinadores de entonces, para llevar el de compañeros que se quedaron en el camino y a los que se recuerda con mucho cariño. Uno, el de Toa Paterna, aquel día director técnico del evento, otro los de Quique Pérez y Chema Martín, cuyas fotografías presidieron el evento desde la mesa de la cronometradora.
 
Al final, un triple sobre la sirena hizo que el marcado acabara el tablas (37-37), decidiéndose que mejor así y renunciado a la prórroga para pasar a celebrar un almuerzo de familia en el mismo club, donde se citaron ya para celebrar dentro de cinco años en cuarto de siglo de la hazaña.
 
Esta noticia ha recibido 1348 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998