Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•4 usuarios en línea • Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Se realiza con éxito la recreación “Mijas, un pueblo solo frente a los soldados de Napoleón”
Ver imágenes

Torrijos 1831. 26.09.16 
Asociación Torrijos 1831.- Tal como se tenía previsto, en la mañana del domingo 18 de septiembre ha tenido lugar en Mijas la habitual recreación “Mijas, un pueblo solo frente a los soldados de Napoleón”. Para ella, la Asociación Torrijos 1831 ha aportado a los intérpretes del pueblo mijeño de 1810, a integrantes del Regimiento nº 4 de polacos, del 21º de dragones y artilleros con su pieza, así como al ejército del general Ballesteros. Por su parte, la Asociación Málaga Recreadora ha dado vida al Regimiento de Línea nº 43, francés, y a la unidad josefina, Regimiento de Infantería Málaga nº 6. La Peña Caballista Mijeña interpretó a la caballería irregular del ejército de Ballesteros. La recreación que representa el sometimiento de la población mijeña en el periodo de 1810 a mitad de 1812, fue vista por más de un millar de espectadores y destacados medios de comunicación, en la parte más antigua y alta de Mijas, donde se encuentra su vieja iglesia. Más datos para los lectores que habitualmente nos siguen, a continuación.
Secuencias de la recreación. 
Las tropas francesas ocupan Mijas en febrero de 1831. Se dicta un bando, el pueblo se opone y se lleva a cabo la represión. Vida cotidiana de la ocupación francesa. Captación del Regimiento Málaga nº 6 entre los mijeños. Polacos, dragones, infantes y artilleros, son los dueños del pueblo. Los guerrilleros traen a un compañero mijeño, muerto en la sierra, para que sus hermanas le den sepultura. Son fusilados Quero Blanco y García Moreno. Elegía y reclamo de su viuda. El cante alivia las penas. La caballería irregular de Ballesteros ataca el destacamento de Mijas, los franceses se ven obligados a organizar el cuadro para repeler a los jinetes. El ejército del general Ballesteros llega a las inmediaciones del pueblo y tras un duro intercambio de fuegos, los franceses se retiran definitivamente de Mijas. Ya no volverán.

Vicisitudes históricas de Mijas durante la Guerra de la Independencia

 
Mijas formó parte de la línea defensiva organizada por los franceses en 1810, en el oeste de la provincia de Málaga. Ésta partía del castillo de Sohail y pasaba por Mijas pueblo, Alhaurín el Grande, Cártama, Pizarra y Álora, siendo el último “cinturón de seguridad” previsto por el estado mayor francés ante el peligro que representaban las apariciones del IV Ejército del general Ballesteros. Esta línea se mantuvo operativa en su conjunto por el gobernador de Málaga, Maransín, gracias a la sacrificada labor de las columnas móviles. Mijas destacó por tener dos importantes enclaves: el primero, el propio pueblo, por su magnífica altura y encrucijada de caminos en la sierra, mientras que el segundo fue el castillo de Sohail en la costa (entonces perteneciente al término municipal mijeño). Esta referencia, que no conviene perder de vista, fue la que marcó decisivamente la vida de Mijas entre 1810 y 1812: un pueblo ocupado con presencia constante de soldados franceses (con la excepción de un corto periodo de tiempo tras la batalla de Cártama en 1812), y base de operaciones del ejército invasor en sus progresiones hacia Marbella, Campo de Gibraltar o Tarifa. Frente a esto, la resistencia ofrecida por las partidas guerrilleras procedentes, en la mayoría de los casos, de los refugios de la Sierra de las Nieves.
Desde los primeros meses de 1810, Mijas fue ocupado por un destacamento francés que en poco superaba los 40 hombres. Sin embargo, conforme fueron  pasando los meses esta fuerza se fue incrementando, al darse cuenta los mandos napoleónicos del valor estratégico del pueblo y su magnífica altura como puesto de observación hacia la costa. En la mañana del 14 de octubre de aquel mismo año se produjo el desembarco anglo-español en el punto del litoral mijeño denominado Cala del Moral que, bajo las órdenes de lord Blayney, acabó en un estrepitoso desastre gracias al valor demostrado por los 200 polacos del capitán Mlokosiewitz en la defensa del castillo, que hicieron un buen número de prisioneros, entre los que se contó el propio jefe británico.
Las vicisitudes de la guerra y, en especial, la amenaza de las tropas del general Ballesteros, hicieron que, junto a otros bastiones y reductos de algunas localidades de nuestra provincia, Maransín diera órdenes el 10 de septiembre de 1811 de fortificar adecuadamente y aprovisionar el baluarte de Mijas, destinando allí una guarnición en número suficiente para su defensa. Sin embargo, no fue hasta principios de 1812 cuando se temió que la ofensiva de Ballesteros se dirigiera a Mijas como referencia a su principal eje de progresión, algo que no llegó a efectuarse debido a que el general español realizó un amago frente al enemigo sin aparecer por ningún lado. Hay constancia que a primeros de febrero de aquel mismo año, la guarnición francesa de Mijas estaba formada por 100 hombres del Regimiento de Infantería de Línea y varios dragones de Caballería del 21º que, días más tarde, participarían la mayoría de ellos en los combates de Cártama, librados entre el ejército de Ballesteros y las escasas tropas de Maransín. Aunque el encuentro no fue decisivo, sirvió para que antes de iniciar su nuevo repliegue hacia el oeste, el general español proveyera una junta instalada en Yunquera, que fomentó activamente el levantamiento y adhesiones en las localidades próximas, consiguiendo tanto en Alozaina como en  Casarabonela 150 hombres,  mientras que Mijas alcanzó la cifra de 200. Estos mijeños, la primera labor que realizaron fue llevarse con ellos el producto de las cosechas que se encontraba apilado en los campos con destino previsto a los almacenes de intendencia de las tropas francesas. Con alimentos en sus refugios y más hombres en sus filas, las guerrillas incrementaron su actividad, notándose sus acciones en la zona de Mijas, en relación con los meses anteriores, con golpes de manos múltiples y audaces. Ante esto, los franceses reaccionaron y ocuparon Mijas de nuevo, haciendo varios prisioneros, entre ellos, José Quero Blanco y Miguel García Moreno.
Sin embargo, los grandes acontecimientos militares que se estaban desarrollando en Europa, obligaron a Napoleón a sacar numerosas tropas de Andalucía, y por ende a las que ocupaban la provincia de Málaga. Esta evacuación comenzó a llevarse a cabo a mitad de agosto de 1812. Sobre ella, el oficial de estado mayor francés Alphonse Grasset  dejó escrito lo siguiente: “En estas condiciones, evidentemente es preciso pensar en reunir todos los destacamentos aislados, si no se quiere que su puesto se convierta en una tumba”. El de Mijas no fue una excepción. Sin embargo, antes de realizar su partida, el destacamento francés dejó el sello de su despedida, ejecutando el día 20 en la plaza del pueblo a Quero Blanco y García Moreno.
Datos de la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831. 
Tipo de Asociación: cultural, dedicada a la investigación histórica, y recreadora en sus actuaciones en público para exponer los hechos que representa. Ámbito de actuación: Nacional (inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones y Junta de Andalucía). Inició su periodo constituyente en el año 2002, siendo legalizada en 2003. Fue un proyecto original desde el principio, pues en España no se había creado anteriormente una Asociación sobre el personaje histórico de José María Torrijos y Uriarte, héroe de la Guerra de Independencia y defensor de las libertades y derechos constitucionales frente al poder absoluto del reinado de Fernando VII. Original en las formas, dedicación y fines, que recogen sus estatutos, cimentando sus antecedentes en los precursores que trabajaron sobre el personaje de Torrijos en la provincia de Málaga, en las décadas de los años ochenta y noventa del siglo XX y primeros años del XXI, y en la razón fundamental y objetiva que como texto legal marca la fecha de legalización de su fundación.
Como colectivo de recreaciones históricas, es el más antiguo de las dedicados al siglo XIX en Andalucía, y el segundo en Málaga en la especialidad general de recreaciones históricas, sólo superado por “El Paso” de Riogordo, que relata la Pasión de Jesucristo (1953). Por esa antigüedad ambos colectivos están hermanados.
En cuanto a las representaciones relativas a la Guerra de la Independencia en las que participa la Asociación, la recreación insignia, creada en 2007, es el “Regimiento de Infantería de Málaga”, unidad titular de Málaga, que salvo un periodo de disolución, tuvo vida castrense desde 1701 a 1893, siendo su historial heredado por el Regimiento Melilla en sus diferentes numeraciones, y que fue disuelto en Málaga, en 1985. Para entrar en su historial y actividades: regimientodeinfanteriademalaga.blogspot.com
La casa-museo: C/ Sierra de Abarcuzas s/n. Bda. de Torrealquería C.P. 29130 Alhaurín de la Torre (Málaga). Teléfonos de contacto: 686715582 y 952234039.
Página web: www.torrijos1831.es Correo: contacto@torrijos1831.es
asociación Histórico-Cultural Torrijos 1831
www.torrijos1831.es
Finalidades y actividades de la Asociación Histórico-Cultural Torrijos 1831 dedicada a estudiar y ensalzar la figura del héroe liberal general José Maria Torrijos
Jesús Rivera Ruiz,
Presidente.
Telf.-686715582
 
Fotografías:
Pepe Cano.
Esta noticia ha recibido 840 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998