Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•7 usuarios en línea • Sábado 16 de Diciembre de 2017
Caparrós
Carlos Carmona Sanchez. 04.12.17 
Crónica de Carlos Carmona en el año 2002 para Alhaurin.com.
3-12-02. Carlos Carmona Sánchez
.- El 4 de diciembre del 77, (ahora hace 25 años), estaba nublado y amenazaba lluvia, yo me encontraba con un grupo de compañeros, refugiado entre las chapas de la valla que protegía el edificio de Hacienda, entonces en construcción. La policía disparaba botes de humo y tiraban balas de goma. Hubo un momento en que aflojaron la intensidad de la carga, y fue ese instante, que parecía que se quedaban sin material antidisturbios, cuando comenzaron a salir personas por todas partes. Un oficial sacó el arma y disparó al aire, esto no intimidó a nadie. El grupo de “grises” comenzó agruparse y se retiró rápidamente. A la entrada de la Alameda de Colón había mucho humo y se oyeron disparos de armas. Al girarme para marchar, vi a un joven de mi edad que estaba tendido, próximas a él estaban personas que le ayudaban, me
acerqué, cuando se produjo una carga policial obligó a correr a las personas, yo tenía al herido cogido por los hombros, para meterlo en un vehiculo Sinca Mil situado en el puente de las Americas, cuando la policía me rodeó, un agente fue a montarse en el vehiculo, un mando le dijo que no lo hiciera, que estaba todo controlado. Pasé detrás con el herido, y algo sí me hizo ponerme en alerta, el conductor no hablaba y si lo hacía, contestaba con monosílabos, le pedí que sacara un pañuelo y no lo hizo, el coche no tenía claxon. Entramos en Carlos Haya y me di cuenta que mis pantalones estaban llenos de sangre, el conductor desapareció en el traslado del herido, poco después salió un médico y me comunicó que estaba muerto y que una bala le había roto los grandes vasos. En su axila izquierda tenía un pequeño orificio. Horas después me enteré de que el chico que habían matado ese 4 de diciembre de 1977 y que murió en mis brazos sin yo enterarme, se llamaba, Caparrós.
Esta noticia ha recibido 45 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998