Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Martes 18 de Junio de 2019
Procesos naturales
Pedro Biedma. 23.12.18 
Ignacio se encontraba postrado en la cama del hospital y rodeado de sus seres más queridos, sus ojos permanecían cerrados desde hacía varios días, el dolor ya no existía, en cambio sus oídos parecían entrenados para cazar al vuelo cualquier ruido que se generaba en la habitación y transportarlo a su funcional cerebro donde era procesado a la perfección.
Sus constantes vitales eran casi nulas y todos, incluido él, esperaban el desenlace final.
“Lo siento no podemos hacer nada más, es cuestión de horas”, sentenció esa misma mañana el doctor a sus familiares y, sin ser consciente, al propio Ignacio.
Cerca de la media noche una sensación de paz inmensa comenzó a invadir su cuerpo, segundos después un crujido enorme pero agradable tuvo lugar en su interior. De repente se hallaba flotando sobre su propio cuerpo, inerte y al que le besaba sin parar de llorar su amada esposa Inés, el quería tocarla y decirle que estaba ahí arriba pero era incapaz de controlar sus movimientos, impotente se miró y observó que estaba desnudo, aunque no reconocía su cuerpo, había adquirido un aspecto mucho más juvenil, su pecho carecía de los canosos pelos del Ignacio que yacía inmóvil encima de la cama.
En cuestión de segundos la habitación se convirtió en una amplia y espesa negrura, a lo lejos se oían lamentos y risas, él comenzó a moverse por dicha obscuridad a una velocidad vertiginosa y dirigido por una fuerza misteriosa. Tras unos minutos de viaje, el color fue perdiendo su tonalidad negra hasta convertirse en blanco y la espesura desapareció por completo, su cuerpo cesó de moverse y se posó de pie sobre un suelo blanco y firme, comprobó que, de nuevo, controlaba sus movimientos. Frente a él y como salida de la nada, se mostró una entidad luminosa, sin forma definida, sin rostro, pero que le transmitía una placentera sensación. Una voz, fuerte y agradable a la vez, salió de dicho ente y le dijo “Ignacio, has abandonado tu cuerpo, la vida terrenal, ahora y aunque tú no lo percibes, eres un ser de luz, pura espiritualidad, has dejado atrás el primero de los procesos necesarios en toda existencia, te aseguro que es el más difícil de todos, es el único donde existen los sentimientos y los sentimientos nos hacen gozar a veces pero también nos lleva a conocer el dolor, el propio y el ajeno, que casi siempre duele más. A partir de ahora tu cometido será el de cuidar y aconsejar a los tuyos, para que su primer proceso sea lo más benévolo posible, igual que tus seres fallecidos han hecho contigo. Ellos casi nunca podrán verte ni escucharte, poco a poco aprenderás a que te sientan cerca y oigan tus palabras, sin que sean conscientes de tu presencia, descubrirás como hacerte visible y a grabar tus consejos en sus corazones utilizando los momentos en que sueñen. Este segundo proceso no es eterno, nos volveremos a ver cuando llegue el momento. Ahora cierra tus ojos y ve con los tuyos, te necesitan”.
Sin saber cómo, Ignacio se encontraba de nuevo junto a su mujer y sus hijos, que lloraban desconsolados su pérdida, él deseaba que se durmiesen para meterse en sus sueños y grabar en sus corazones su presencia y su enorme amor hacia ellos. Acababa de comenzar su segundo proceso natural, el maravilloso y que precede a la muerte física.
Esta noticia ha recibido 616 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998