Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Miércoles 11 de Diciembre de 2019

-Historias  para  ganarle  al  olvido-
Crónicas del otro  Macondo  Viví mi  juventud asomado  a  cierta esquina…

El  Mono  de  Atala”

Cuentos y relatos globales. 03.02.19 
“De mis disparates de juventud lo que más pena me da no es el haberlos cometido, sino el no poder volver a cometerlos”. Pierre
Escribe;  Walter  E.  Pimienta Jiménez.- Viví  mi juventud asomado a cierta esquina del  pueblo en  tiempos fervorosos de  las   románticas  baladas de Sandro, Raphael, Leonardo  Favio,  Leo  Dan,  Adamo, “Los  Ángeles  Negros”, “Los  Terrícolas”, Nino  Bravo, Nicola di  Bari, Gigliola Cinquetti, Estelita  Núñez, Claudia  de Colombia, Oscar  Golden, José  José,  Yako  Monti, Sabù, Herbert   Vilard y  cuando el  locutor  de Emisoras A.B.C. (estación radial especializada  en este  tipo  de  música), decía: “En  Emisoras  A.B.C., sólo  estrellas: Piero, y  el  Piero que en  su sentida  canción “Vengo”, como  respondiendo  a alguien, contestaba…”Yo  no  sé dónde  andará  María”, con  voz suave y  cadenciosa en todos los radios de toda la   población se  oía…
Viví mi  juventud asomado a cierta esquina del  pueblo, testigo  ella de  aquellos años locos, de  cabello un poco largo e  ideas medio  hippie alentadas por las  canciones psicodélicas  de Ana  y  Jaime y  Pablus Gallinazo con  sus  letras nadaistas…Andaba contracorriente,  untado  de  Che Guevara, seguidor en  la distancia  de Los  Beatles y  de  la  bacanaerìa de  Romelio jalándose de  Lusito  Rey su  canción   favorita:
Frente a una copa de vino
Yo me río de mí
Me da una pena tan grande
Que me tengo que reír

Al saber que me has dejado
No te pienses que llore
Unas copas he tomado
Y al espejo me mire

Y me he dicho para mí
Y me he dicho para mí
Con este "tipo" y sin dinero
Quien me va a querer a mí

ih ih ih
Frente a una copa de vino
Yo me río de mí
Me da una pena tan grande
Que me tengo que reír

Aún recuerdo aquella noche
Que te invite a salir,
Yo te dije tengo un coche,
Que lo compre para ti.
Y cuando sin coche me vio

Cuando sin coche me vio...
Me dio un plantón tan enorme
(ji ji ji)
Que aún me estoy riendo yo
Oh oh oh oh oh
 
Frente a una copa de vino
Yo me rio de mí
Me da una pena tan grande
Que me tengo que reír

Esta risa no es de enojo
Más no es por disimular
Y si hay lágrimas en mis ojos,
Es de risa y nada más

No preciso de tu amor,
No preciso de tu amor,
Pero si un día tú vuelves
Que feliz sería yo oh oh
Oh oh oh oh, ja ja ja ji ji

 En tanto mi  enamorada,  dueña también de  la misma esquina,  asomada  a  la  ventana  de  su  casa para  verme, luciendo trenzas envueltas en medias  veladas para que el  pelo  se  le alisara, de “Tormenta”, un  tanto  desafinada,   así  cantaba:

Adiós, chico de mi barrio, adónde de prisa vas así
Pasas en bicicleta, no te puedo alcanzar
Si andas por el barrio pregúntale a mi canción
En qué lugar de las calles tu beso hoy se escondió

Si vienes hacia mi puerta duerme entre mis brazos y descansa ya
Aprisiona mi cintura que por las terrazas vamos a escapar
Vamos a bailar, la la ra la la la la, a la la ra la la la la

Chico de mi barrio, flores en el pelo y los pies descalzos
Chico de mí barrió con la cara sucia y el cabello largo,
Cuéntame que al fin vamos a jugar a la libertad de poder amar
En algún rincón de mi casa estoy esperándote

Si pasas por mi vereda y juegas con mi pollera, si
Regálame tu sonrisa, siembra en mi vientre estrellas.

Si vienes hacia mi puerta duerme entre mis brazos y descansa ya
Aprisiona mi cintura que por las terrazas vamos a escapar
Vamos a bailar, la la ra la la la la, a la la ra la la la la

Chico de mi barrio, flores en el pelo y los pies descalzos
Chico de mí barrió con la cara sucia y el cabello largo,
Cuéntame que al fin vamos a jugar a la libertad de poder amar
En algún rincón de mi casa estoy esperándote.

…La cancioncita de  moda entre   novios  de  vista y de  mírame y  no  me  toques…

Era  “sardinelero” (será  que esa  palabra existe, no  joda,  si  no  existe, existe  desde hoy)…Y  el  locutor  que  otra  vez  decía: “En  Emisoras  A,B.C.,  sólo estrellas,  Sandro  de  América”…Y  el  Sandro,  que  cantaba  como  llorando y  escabullía su quebrada voz y  parecía  estar  inventariando pesares, enseguida con  esto  se venía:

Por ese palpitar que tiene tu mirar
Yo puedo presentir que tú debes sufrir
Igual que sufro yo por esta situación
Que nubla la razón sin permitir pensar

En qué ha de concluir el drama singular
Que existe entre los dos, tratando simular
Tan sólo una amistad, mientras que en realidad
Se agita la pasión que muerde el corazón
Y que obliga a callar.

"Yo te amo, yo te amo"

Tus labios de rubí, de rojo carmesí
Parecen murmurar mil cosas sin hablar
Y yo que estoy aquí sentado frente a ti
Me siento desangrar sin poder conversar

Tratando de decir, tal vez será mejor
Me marche yo de aquí para no vernos más
Total, qué más me da, ya sé que sufriré
Pero al final tendré tranquilo el corazón
Y al fin podré gritar: "yo te amo, yo te amo"

Yo te amo
Por sobre todas las cosas del mundo

Tus labios de rubí de rojo carmesí
Parecen murmurar mil cosas sin hablar
Y yo que estoy aquí sentado frente a ti
Me siento desangrar sin poder conversar

Tratando de decir, tal vez será mejor
Me marche yo de aquí para... Para no vernos más
Total, que más me da, ya sé que sufriré
Pero al final tendré tranquilo el corazón
Y al fin podré gritar: "yo te amo, yo te amo
Yo te amo"…
 Los  tiempos  de  “Trazan” y de “El Llanero  Solitario”,  ya  me  habían  pasado;  ahora leía a  Gabo gracias a Marceliano  “el  de  la Niña  Ramona” quien,  enamorado de  mi  hermana  Carmen, para  que  yo  le  hiciera  el  cuadro, del  gran  escritor me  prestaba las novelas  que  tenía…Eran  tiempos del “Supercoco  en los bolsillos” en  reemplazo de  las  “arrancamuelas” y  del  primer  acercamiento a  un  “Lucky” mal  fumado (los  viejos  le  jalaban  al “Pielroja”), y a  falta de  telenovelas, las  fotonovelas de Corín Tellado daban  palo y  Kalimàn en  la  radio seguía vivo y  no  moría de angustia existencial…

…Tiempos  también de Plinio Gutiérrez y su originalidad de  beber con  los del  grupo Vodka en carnaval…Tiempos de la  “Coca Cola”,  fría  a punta  de  hielo de cubeta para hacer un  coctel con  “Ron Medellín”, licor incendiario de pasiones  y  de  versos…Años del  querer ser  hombre a  la carrera con  ganas de  cambiarlo todo…Años de guitarras serenateras…y qué fácil era entonces,  en  las  discusiones de amigos ( Santiago, Arístides, Belisa,  Humberto, Cariaga) resolver el  problema de la Guerra del  Vietnam…y la  perra con  su perro en  la calle se  pegaban alborotados de amor… 

…Y otra vez el  locutor anunciando: “En  Emisoras A.B.C., sólo  estrellas: Leonardo  Favio y  su…

Ella, ella ya me olvidó
Yo, yo la recuerdo ahora
Era como la primavera, su anochecido pelo
Su voz dormida, el beso
Y junto al mar la nieve que se metió a su entraña
Y soñamos con hijos, que nos robó la playa
Ella, ella ya me olvidó, yo se
Yo, yo no puedo olvidarla

Ella, ella ya se olvidó
De aquellas caminatas, junto a la costanera
Y el pibe que miraba

Ella, ella ya me olvidó, yo se
Yo, uhh, yo no puedo olvidarla
Yo, uhh, yo no puedo olvidarla

Ella, ella ya me olvidó
Yo, yo la recuerdo ahora
Como no recordarla en cada primavera
Si llega con la brisa, se la lleva la arena

Ella, ella ya me olvidó
Yo, yo no puedo olvidarla
Yo, yo no puedo olvidarla…

…Y  yo que  me  hundía en  las  tinieblas de  un amor no  correspondido y  prohibido leyendo a  Bécquer umbroso y  sus  “volverán  las  oscuras  golondrinas en  tu  balcón  sus nidos a colgar”…

Mi  juventud albergó cantos y  guitarras y “yines” desteñidos, abrazó noches y  quiso alcanzar  estrellas;  masticó  chicle y  aprendió de Nicola  di  Bari que el  corazón  es  un  gitano… Y  aún “el  Turco Amaya,  en  el  pretil trasero  de  la  iglesia,  con  potente  y  clara  voz de bohemio,  rodeado de sus amigos jugadores de  buchàcara, del  inquieto  anacobero Daniel  santos,  cantaba:

Virgen de media noche
Virgen eso eres tú
Para adorarte toda
Rasga tu manto azúl

Señora del pecado
Cuna de mi canción
Vine arrodillado
junto a tu corazón

Y  Romelio se  sangraba la  lengua desenrollando de Eliseo  Herrera este trabalenguas: “Con este puñal de acero me des nari sorejarerere/ Con este puñal de acero te descorazonarè”…se  alzaba  el  cuello de  la  camisa y agregaba: “Por  malagueña”…( es decir,  por  mala)…

Y claro, fue Jaime  el  de  Josefa,  el  primero en  conseguir una colorida revista pornográfica de  oculta  circulación para  matar pasiones y  estimularnos  la  imaginación con el  nocturno  amor  de  mano…A  la  vez  que  Edgar  Perea, hablando  de  Junior, alababa  los  goles  de chanfle del  brasilero Pepe  Romeiro,  en  su  programa radial  del  mediodía “Comentando los  Deportes”,  acapara toda la  sintonía…

Y  así  crecí,  y  así viví  asomado a cierta esquina del  pueblo siendo feliz  por  derecho  de  vida  y   juventud escuchando a Piero en su  diaria preocupación diciendo a otro…”Yo  no  sé  dónde  andará  María”…
Esta noticia ha recibido 2122 visitas y ha sido enviada 7 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998