Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•21 usuarios en línea • Jueves 24 de Octubre de 2019
Y a mí que me caía bien Pedro Sánchez...
Eduardo Saez Maldonado. 31.07.19 
A mí me gustaba Pedro Sánchez. Incluso llegué a escribir algún artículo al respecto hace unos años (1). Me gustó sobre todo cuando se enfrentó a la estructura de su partido, vió cómo le hacían un golpe de estado interno y hasta dimitió como diputado por no estar de acuerdo con el apoyo al gobierno del PP. Luego ganó de calle las primarias del PSOE y volvió por sus fueros reconociendo públicamente que había tenido presiones de sectores económicos importantes para evitar pactar con Podemos (2). Pero yo ya “sabía” que Sánchez se había despojado de sus servidumbres y había sacado su verdadera alma de izquierdas avalada por el 60% de sus bases. Y cuando la máxima representante del Banco de Santander salió el otro día a aconsejar públicamente a Sánchez, ( ¡ al día siguiente a las elecciones ! ) que lo mejor era que pactara con Ciudadanos (3), yo estaba tranquilo porque ya sabía que Pedro Sánchez iba a pactar con Pablo Iglesias ya que Unidos Podemos era su “socio preferente”.
Pero cuando empezaron las negociaciones empezaron los problemas. Sánchez decía por aquí y por allá que a ver si el PP y Ciudadanos les apoyaban (¿?), que si no, aceptaría un apoyo de Unidos Podemos aunque sin darles ministerios, que si no, les daría algún ministerio pero de los de cascarilla, e incluso, al final, después de afirmar que él con Iglesias no jugaba, les acabó ofreciendo algún ministerio que, incluso algunos miembros de Unidos Podemos, consideraron una oferta aceptable.
Pero Pablo Iglesias no aceptó.
Pablo Iglesias, por otra parte, no es el mejor para negociar: suele mantener una actitud chulesca, prepotente y provocadora que, más que contribuir al buen tono, dificulta enormemente las negociaciones. Sin embargo, y aunque yo soy partidario de la otra alternativa (la que defienden ahora IU, Izquierda Anticapitalista y Equo de hacer un pacto de legislatura a cambio de ciertas exigencias programáticas básicas) la postura inflexible de Iglesias es razonable. Veamos por qué.
Nuestra sociedad capitalista avanza lentamente en derechos sociales impulsada por los partidos socialdemócratas que, como el PSOE, tiran de la historia a pesar de la oposición de la derecha que, como el PP, sólo aspira a mantener los privilegios de la clase poderosa (de VOX mejor ni hablamos) y de los partidos liberales que, como Ciudadanos, pretenden que sea el libre mercado el que lo regule todo de forma mágica. Pero este avance social no lleva aparejado ningún avance en lo económico pues en este aspecto el PSOE se ha ido liberalizando progresivamente hasta convertirse en un partido neoliberal con sensibilidad social. La transformación de la sociedad propugnada desde la izquierda ecologista (representada en España por Podemos, IU y Equo) obliga, sin embargo, a cambios estructurales muy profundos. Quizás demasiado profundos incluso para la propia izquierda ecologista. Cambios que pueden llegar a ser de paradigma y tienen que ver con la gestión que los grandes poderes económicos mundiales hacen de las sociedades. Así, sin una adecuada banca pública que garantice derechos básicos de la ciudadanía y centrada no en el beneficio económico sino social; sin una gestión adecuada de la generación de energía con las graves consecuencias económicas y ambientales que su privatización y gestión oligopolista está produciendo, es decir: sin una adecuada transición que transforme nuestros sistemas de producción energética  en limpios y sostenibles y reconozca los límites máximos a que nos tenemos que ceñir; sin un cambio radical en nuestra manera de concebir el transporte potenciando el transporte público no contaminante y de proximidad frente al privado promoviendo así una economía cercana y una descentralización de nuestras estructuras sociales…. Sin abordar estos grandes asuntos, nada cambiará de forma sustancial.
Y para eso hay que tener las competencias adecuadas. Porque para gestionar cuatro cosas marginales que no cambien nada nos quedamos con el PSOE, exigiéndole unas medidas básicas (derogación de la reforma laboral, control del mercado de la vivienda, medidas serias e inmediatas en transición energética). Si queremos transformar la sociedad hay que tomar medidas valientes, y el PSOE no parece que las vaya a tomar.
Se impone pues, retirada con condiciones y esperar a que la gente se conciencie y dé más peso electoral a estas propuestas, si es que esta sociedad (4), y/o este planeta (5), no colapsa antes.
 
Eduardo Sáez Maldonado
 
(1)    http://www.alhaurin.com/noticias_ampliar.php?id=58127&comesfrom=Eduardo%20Saez%20Maldonado.php
(2)    https://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/pedro-sanchez-afirma-en-salvados-que-recibio-presiones-de-los-poderes-economicos-y-mediaticos-para-no-intentar-formar-un-gobierno-alternativo-a-rajoy_201610305815f4a80cf24962cc0dbc13.html
(3)    https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/04/29/el_santander_prefiere_que_sanchez_pacte_con_ciudadanos_complaceria_mercado_mas_que_podemos_94470_1012.html
(4)    https://www.elmundo.es/andalucia/2018/08/07/5b69cd9b468aeb73358b4746.html
(5)    https://www.eldiario.es/sociedad/Cambio-climatico-cuenta-comenzado_0_918308208.html
Esta noticia ha recibido 573 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998