Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca• usuarios en línea • Martes 17 de Septiembre de 2019
La línea roja
Natividad Castejon Valero. 04.09.19 
Hoy hablaré un poquito del mundo de la pareja, que es un tema que me apasiona. No sé si se nota...
A ver... todos deberíamos tener una serie de conceptos claros desde la infancia.
Porque de tenerlos claros o no, dependen un montón de decisiones que tomaremos después, a lo largo de toda nuestra vida.
Y me refiero a conocimientos básicos, que antiguamente pasaban de padres a hijos, y de madres a hijas, en largas charlas a pie de cocina o cantina; pero que hoy día (por falta de comunicación de 2 generaciones ya) no se enseñan en casa.
Y es una lástima, porque hay muchos asuntos que en casa creen que se dan en el colegio, y no es así. Es en el seno del hogar donde deben tratarse, y sin embargo, nunca hay tiempo.
Así que al final, estos temas tan importantes se quedan en "stand by", o en el aire, y con el pasar de los años, lamentamos no haber tenido esos conocimientos mucho antes.
Algunos de esos conceptos básicos en cuestiones de pareja, y que a partir de los 12 años deberían saberse como la tabla del 5, son los siguientes:

* Los celos NUNCA JAMÁS son indicio ni sinónimo de Amor

* No se puede obligar a nadie a hacer o decir lo que no desea

* La libertad de uno termina donde empieza la libertad del otro

* La pareja se sostiene sobre 3 patas: Confianza, Amor y Atracción. En el momento en que una de ellas falla, la pareja se viene abajo

* Nadie ha dicho que la convivencia sea fácil. Lleva su tiempo adaptar la forma de vivir de cada uno a la del otro, y crear un pliego común de normas básicas

* El enamoramiento desaparece a los 6 meses. A partir de esa fecha es cuando de aprecia la esencia de lo que en realidad hay entre dos personas

* Amar es una decisión que uno toma todos los días de su vida

* Los conflictos aparecerán, tarde o temprano, y es necesario buscar una fórmula para hablarlos, porque evitarlos no es una solución: es un parche

* En pareja se debería poder hablar de cualquier tema. Si ello no fuera posible, es un primer indicio de que algo está fallando

* Al final del día, los problemas tienen que estar solucionados. Si no es así, no te acuestes sin hacerlo. Un conflicto bajo la almohada, se vuelve corrosivo

* Los juegos de dos se quedan en casa. Son información confidencial, que no interesan a nadie, y airearlos sólo trae problemas

* El sexo no se debe usar para pedrir perdón, o demostrar afecto. Los deberes tienen que estar hechos antes de llegar a ese momento

* Ambos miembros de la pareja merecen las mismas oportunidades de reconocimiento, crecimiento y evolución, dentro y fuera de casa

* Si ambos trabajan en la calle, ambos trabajan en la casa

* La pareja (como ente) hay que cuidarla todos los días, o muere de inanición. Y mantenerla viva, estable y en perfecto estado de salud es tarea de los dos

* Las decisiones privadas de cada uno, son eso... privadas. Se puede aconsejar, pero nunca imponer al otro tu criterio

* Si uno de los miembros "permite" entrar a una tercera persona en su vida, debe saber que está poniendo en peligro la historia completa que hubiera con la primera. Es un riesgo real que se debe valorar

* El respeto mútuo es de obligado cumplimiento, y deberían tener prevista una palabra clave (tipo "stop!" o "desconsuelo") para cortar en seco una discusión cuando uno de los dos haya sentido que el otro le faltaba al respeto

Éste último es especialmente importante, porque las discusiones nunca van a menos. Siempre van a más.

O sea, que si en una discusión han aparecido los primeros alzamientos de voz (vamos... los gritos de toda la vida), en la siguiente ocasión aparecerán también, y además, desde el principio.

Si en una discusión han salido a relucir las primeras palabras descalificantes (vamos... lo que vienen siendo las palabrotas e insultos de toda la vida), en la siguiente aparecerán también, y además, desde el principio.

Siempre se va a más.

Por eso es importante que cada criatura (desde los 12 ó 13 años) decida cuál va a ser su linea roja, a partir de la cual debe darse cuenta de que es mejor abandonar la partida.

Forzar una relación más allá de esa linea roja, puede acarrear graves consecuencias.

En un mundo perfecto, lo ideal sería poder aprender a controlar el tono de la voz, las palabras utilizadas, el lugar y el momento apropiados, etc... para poner las cosas en claro; pero ya sabemos que esto es casi Misión Imposible.

Sin embargo, he podido constatar que existen muchas parejas que tienen su particular manera de solucionar sus diferencias, por ejemplo: uno se enfrasca en su programa favorito, y el otro sale a la calle a tomar el aire...
o uno sale a tomarse algo con sus amistades, mientras al otro le da por cocinar pasteles...
o tomárselo todo con humor y acabar revolcados por los suelos con los calcetines sucios que quedaron por medio...

Cualquier sistema es válido si los dos están de acuerdo y les funciona.

Hay que entender que aunque al principio ambos miembros se encuentren en la misma sintonía, cada uno lleva adelante su propia evolución. Y esto implica necesariamente que a la vuelta de dos años o poco más, podrían no tener nada que ver el uno con el otro.

Hay que asumirlo y aceptarlo.

Por esto, lo mejor sería no marcarse metas ni hacer planes a muy largo plazo (sobre todo al principio), y vivir lo más intensamente posible el día a día. Y si se supera la famosa crisis del primer año, sería señal de que el camino es el correcto.

Pasados los 2 ó 3 primeros años, ya se podrían tomar decisiones más contundentes, pues la pareja como tal, ya es más estable.

Y uno más... (bonus):
* Si uno de los miembros decide que ya no quiere continuar, la pareja termina aquí, pero el respeto a la otra persona debe continuar en honor a la relación que se vivió.

Sentirse herido NO DA DERECHO a herir al otro.

Si es necesario, busca ayuda, pues según la psicología moderna y la Ley del Espejo, lo que es afuera, es adentro, y si en una situación así te sientes francamente herid@, es porque TÚ te has herido a ti mism@ en algún momento de tu vida.

Sanando esa herida emocional, desaparecerá tambien el sentimiento de agravio de la otra persona.

Y ya sé que el Honor es una palabra casi en deshuso... pero quizás deberíamos pensar en volver a ponerla de moda. En muchas ocasiones, el honor es lo único que queda. El saber que hiciste lo correcto en todo momento, y que nadie podría decir nada malo de ti porque tomaste tus decisiones utilizando las neuronas del corazón (que para el que aún no lo sepa, existen).

Así que, por favor, papás, mamás... cuando os decidáis a tener hijos, recordad que en algún momento será muy importante tener este tipo de charla en casa con los preadolescentes, porque esa charla juega un papel muy importante y beneficioso para todos.

Deberíamos tenerlo claro: van en el mismo paquete. ¿Hay niños? Pues habrá charla en casa.

Gracias y saludos,
Natividad Castejón
Esta noticia ha recibido 583 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998