Visite nuestro patrocinador Tu diario. Libertad de expresion
Su opinión Patrocinadores Normas de Malaka.es Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca•14 usuarios en línea • Lunes 30 de Noviembre de 2020
Greenpeace lanza hoy la campaña #hablaRural para el fortalecimiento de la España rural ‘abandonada’
Greenpeace. 17.11.20 
El medio rural es clave para mitigar la emergencia climática y la crisis de biodiversidad
Desde los años 60, la población ocupada en el sector primario se ha reducido un 82% debido a la industrialización y el éxodo rural, lo que está generando graves consecuencias en el campo
La emergencia climática y la crisis de biodiversidad están impactando en la población y territorios de la llamada España vaciada y es el momento de actuar. Del medio rural depende lo que comemos y respiramos. En definitiva, depende nuestra supervivencia. Sin embargo, el aumento de olas de calor, la reducción de precipitaciones (casi el 75% del territorio se ha vuelto extremadamente seco), el aumento exponencial de los grandes agronegocios (España, por ejemplo, es el principal productor de cerdos) o los grandes incendios forestales, están dejando nuestro medio rural en una situación de vulnerabilidad extrema.
Por eso, Greenpeace lanza su nueva campaña #hablaRural, sintetizada en este manifiesto, para que la sociedad española comprenda la necesidad urgente de fortalecer nuestro medio rural como prioridad para frenar la pérdida de biodiversidad y mitigar la emergencia climática.
Diversidad e inclusión en el medio rural. Han de fomentarse políticas específicas que aseguren la integración, de forma justa y efectiva, de mujeres rurales, población migrante, minorías étnicas y colectivo LGTBIQ+, visibilizando su contribución y favoreciendo oportunidades dignas que les permitan quedarse en los pueblos y fortalecer el medio rural.
El desconocimiento de nuestro medio rural es tal que, por ejemplo, se piensa que estamos perdiendo masa forestal (de hecho, consecutivos gobiernos han propuesto plantaciones masivas como solución), cuando la realidad es que, debido al abandono del sector primario, la superficie forestal en España ha aumentado casi 4 millones de hectáreas (1962-2019). El problema no es la falta de árboles sino la falta de gestión, que los convierte en masas vulnerables, aumentando el riesgo de propagación de grandes incendios forestales.

Y los mismos problemas de gestión se trasladan a otros temas como el agua o la producción agroalimentaria. El cambio climático ha convertido el 75% de nuestro territorio en zona extremadamente seca y, por tanto, en muchas ocasiones, infértil, sin que se establezcan las políticas hídricas necesarias. Por otro lado, el 90% de las pequeñas explotaciones ganaderas ha desaparecido, pero se ha triplicado el número de animales en grandes explotaciones y macrogranjas, con el consiguiente aumento de contaminación en recursos como aire o agua.

El 85% del territorio nacional es rural. Las áreas rurales prestan una serie de recursos ecosistémicos como son los bosques, el agua, el aire limpio, los alimentos, la energía etc, que son totalmente esenciales para la supervivencia. Sin embargo, como en el medio rural solo vive el 20% de la población española, no se priorizan sus necesidades básicas.

Un grave error porque la población rural tiene, en buena medida, la clave de nuestra supervivencia, en cuanto a que es garante de la seguridad alimentaria (conservación y recuperación de semillas, variedades... etc), de la protección de nuestros bosques y de innumerables conocimientos y prácticas de preservación natural.

En esa línea, Greenpeace ha querido plasmar el espíritu de esta campaña en este video de un artesano sillero tradicional para que nos replanteemos nuestra manera de producir y de relacionarnos con la naturaleza.

La población rural será clave para que se alcancen los objetivos de reducción de emisiones al menos un 55% en 2030, respecto a 1990, y para evitar los peores impactos del cambio climático. Según Mónica Parrilla, responsable de la campaña #HablaRural, “el trabajo que hoy arrancamos tiene como objetivo asegurar que la emergencia ambiental se sitúa en el centro del debate de la ‘España vaciada’, dinamizando el medio rural y reduciendo su vulnerabilidad frente a los impactos. Y en este camino, necesitamos emprendimiento y nos necesitamos todos y todas: el 40% de las mujeres que han salido de los municipios menores de 1.000 habitantes tenían entre 16 y 44 años. Esto hace que la población rural cada vez esté más masculinizada y envejecida”.

La emergencia climática y el colapso de la biodiversidad, tan evidenciado por la crisis de la Covid-19, nos exige actuar en un tiempo récord. Los esfuerzos para frenar los peores impactos del cambio climático no se pueden llevar a cabo sin cambios radicales en nuestro modelo de sociedad, sin poner en cuestión la brecha urbano-rural, el crecimiento económico y las estructuras de producción y de propiedad existentes.

La organización espera que #hablaRural sirva para poner sobre la mesa la realidad de nuestro medio rural y, para ello, celebrará esta tarde el día del Orgullo Rural con un coloquio abierto online con diversos colectivos, en el que se analizará la situación actual del campo desde distintas perspectivas.

Esta noticia ha recibido 406 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Malaka.es no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@malaka.es


malaka.es
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Delegado: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998